La Junta de Castilla y León comenzará este lunes a tramitar las decena de denuncias acumuladas por infracciones a la normativa de la pandemia del coronavirus, una vez que el Consejo de Gobierno autonómico determine las normas concretas para gestionar estas actas. Se trata de sanciones que van desde los cien euros por ir sin mascarilla hasta 600.000 por poner en riesgo a una multitud de personas.

Es lo que ha dicho la delegada de la Junta, Clara San Damián que preside a estas horas en el salón de actos de Sanidad la reunión con las agrupaciones de Protección Civil de la Provincia (Zamora, Benavente, Toro, Villaralbo y Alcañices) que se constituirán con sus 116 efectivos, en una sola unidad para poner en marcha los equipos de dos personas que recorrerán todo Zamora para informar de la necesidad de cumplir la normativa sobre todo en reuniones multitudinarias y juveniles. Es la campaña denominada, "Si te cuidas, me cuidas".

Además acuden al encuentro los mandos de la Guardia Civil y las policías locales de los municipios afectados, además de la Subdelegación del Gobierno, ya que los miembros de Protección Civil solo tendrán una potestad informativa, mientras que la sancionadora es responsabilidad de los agentes de la autoridad.

"No vamos a pasar ni una", indicó la delegada de la Junta, quien puso de manifiesto que una parte importante de los vectores de contagio procede de jóvenes de 16 a 35 años, muchos de ellos de fuera de la provincia que posteriormente transmiten la enfermedad a sus familiares.