Telefónica ha registrado un inusual incremento del tráfico de su red móvil en todo el país, pero especialmente en provincias como Zamora, donde el aumento con respecto a enero ha sido del 59%, frente a un 36% de crecimiento en la media nacional. Es habitual que el tráfico se incremente en verano, pero este año esa cota tan elevada se solía producir más entrada la estación estival.

La principal compañía de telefonía del país explica que con los datos acumulados de enero a julio de 2020 el crecimiento es 26 puntos mayor que el registrado durante el año pasado, 2019.

Los datos de utilización de las redes móviles no dejan lugar a dudas de los cambios que ha introducido la nueva normalidad de la pandemia del COVID-19. Y es que el masivo uso del móvil por parte de la mayor parte de los ciudadanos hace que un análisis de los datos del tráfico en estas redes permita sacar conclusiones respecto a los movimientos sociales.

Así, según indica el principal operador del país, “este año parte del turismo nacional se está volcando en segundas viviendas, sea en la costa o en localidades de interior y los altísimos niveles de tráfico que se suelen registrar en agosto, este año se han producido en julio”.

En Castilla y León el incremento en provincias como Ávila y Segovia alcanza un 67% con respecto a enero, lo que certifica la importancia de este turismo de interior en las áreas más cercanas a Madrid, como es el caso, también, de Zamora y Guadalajara. El fenómeno se aprecia asimismo especialmente en otras zonas, como Gerona o Huelva, “que han compensado la falta de turismo extranjero con un aumento del turismo nacional”. En Zamora la situación es también de notable crecimiento, muy superior a la media nacional, ya que se sitúa en un 59% desde enero y en el 26% comparado el primer medio año con el de 2019.

Por contra el áreas turísticas como Baleares o Málaga los niveles de tráfico móvil no son tan elevados como en años anteriores, lo que se explica por una menor presencia de turismo, tanto nacional, que ha optado en mayor medida por destinos de interior y segundas residencias, como extranjero.

Los aumentos de tráfico no se explican solo por la presencia de los veraneantes o el incremento de la demanda típico del verano, una época en la que se viaja más, sino que “en numerosas pequeñas localidades de la región se han sumado dos incrementos”, el mencionado y el derivado del confinamiento, que generó un mayor uso del móvil para cubrir las necesidades de comunicación entre familiares y amigos, cuestiones de trabajo o negocios y también, por qué no, el ocio, que se volvió más hogareño por obligación.

Telefónica asegura que la red “está dimensionada para atender estos crecimientos, al igual que sucedió durante el confinamiento”, momento en el que, recuerda la compañía, “se amplió la franquicia de datos a los clientes de manera gratuita para facilitarlas las comunicaciones” durante el periodo en el que no se podía salir de casa. Algunas de esta franquicias siguen en vigor, lo que explica que las redes móviles tengan un uso elevado por parte de los clientes.

Eso sí, el director de Operaciones, Red y TI de Telefónica, Joaquín Mata, asegura que la red es capaz de adaptarse a los incrementos de demanda, aunque sean tan intensos como los de este año.