Participantes en una de las masterclass del proyecto celebrada en Burgos. | STEM Talent Girl

Zamora se incorpora el próximo curso al proyecto educativo STEM Talent Girl, que trata de favorecer las vocaciones femeninas en ciencias, tecnología, ingenierías y matemáticas, ahora mismo con un bajo porcentaje de mujeres y lo que es peor, una tendencia decreciente. “Las titulaciones informáticas solo tiene un 12% de alumnado femenino, lo que significa que casi la mitad de la población no se está integrando en este nicho de trabajo”, puso como ejemplo Roberto Ranz, responsable de la Fundación ASTI, durante la presentación del proyecto educativo ayer en Zamora, a cargo de la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, acompañada por la delegada de la Junta, Clara San Damián y el vicepresidente de la Diputación José María Barrios, en presencia también del director provincial de Educación Fernando Prada o el gerente de Servicios Sociales, Eutimio Contra.

Zamora y Soria han sido las últimas provincias en incorporarse a esta oferta, implantada ya en el resto de la comunidad. “Es imprescindible fomentar las vocaciones científico-tecnológicas para lograr la igualdad de oportunidades, ya que las carreras que tienen más futuro laboral son las relacionadas con las ciencias, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas”. Aunque las carreras STEM supondrán en menos de diez años el 50% de las profesiones en España, “únicamente diez de cada mil alumnos optan por esta opción y existe una brecha de género en las vocaciones tecnológicas desde edades muy tempranas que es imprescindible superar”. De ahí la importancia que tiene el proyecto STEM Talent Girl, ya que precisamente establece referentes femeninos de alto prestigio, ayuda y tutela a las chicas durante sus estudios y ofrece becas y prácticas con el fin de que la niñas opten por estas carreras.

Desde 2017 han participado en el STEM Talent Girl más de 800 niñas, se han identificado a más de 200 con alto potencial para su orientación académica en ámbitos STEM y se ha creado una red de más de 250 mentoras, todo ello gracias también a la labor realizada por las 43 instituciones y empresas colaboradoras. En los tres años que lleva implantado el programa STEM, la Junta de Castilla y León ha aportado casi 400.000 euros e invertirá otros 240.000 euros con la incorporación de Zamora y Soria.

El programa, gratuito, abrirá el periodo de inscripción el 1 de septiembre, explicó Ranz, y consta de tres proyectos.

El primero se llama “Science for her”, dirigido a la identificación del talento y el fomento de vocaciones STEM en alumnas de 3º y 4º de Secundaria, mediante masterclass y sesiones con mujeres mentoras. En este programa se identifica el talento de las alumnas candidatas y se les pone en contacto a las participantes con mujeres relevantes en el ámbito STEM y experimentan en primera persona y en contextos profesionales reales.

La segunda fase es “Mentor Women”, dirigido a alumnas de bachillerato y de universidad en el que profesionales STEM les acompañan y orientan en su desarrollo profesional. Consta de una plataforma de mentoras, masterclass y becas de verano para estancias internacionales.

Finalmente, “Real Work” es un programa de becas y prácticas en empresas de base tecnológica para mujeres emprendedoras con talento y recién graduadas en la universidad, con ayuda económica y prioridad en las ofertas laborales de las empresas colaboradoras, con bolsa de empleo. Cada una tiene una mentora para orientarla profesionalmente.

Por otra parte, la Junta ha creado una plataforma online con la Universidad Isabel I, con el fin de que puedan participar también en el proyecto mujeres que vivan en el mundo rural. La consejera indicó que en septiembre tiene previsto firmar un convenio con las entidades locales, entre ellas la Diputación de Zamora, representada ayer, con el fin de poder “trabajar en red” en todas las iniciativas relacionadas con la igualdad de oportunidades, que tienen financiación de la Junta y deben llegar, también, al mundo rural.

EL ESTUDIO DE SEROPREVALENCIA DE LAS RESIDENCIAS, EN AGOSTO

El estudio de seroprevalencia del coronavirus se realizará en el mes de agosto en todas las residencias públicas y privadas de la comunidad tanto a los residentes como al personal que no hayan pasado la enfermedad, mediante pruebas de anticuerpos IGG e IGM que, en caso positivo, concluirían con las PCR. La consejera de Familia, Isabel Blanco indicó que el abril se hizo un primer estudio de seroprevalencia en todas las residencias y “entendemos que es el momento ahora mismo” para hacer el segundo, dada la evolución de la epidemia. “Si fuera necesario nos estamos planteando desde la Consejería de Familia a lo mejor en octubre hacer otro estudio serológico de control para ver cómo van evolucionando los centros”.

Todas las residencias han remitido sus planes de contingencia, que se gestiona mediante una aplicación y a diario se carga la información del estado de los centros y la existencia o no de casos. La semana que viene sale la convocatoria de ayudas para la dotación de EPIs.