Zamora continúa sudando la gota gorda por la gran ola de calor que afecta a la Península y Baleares debido a una masa cálida de origen africano. La provincia continuará este jueves en alerta amarilla por altas temperaturas, pero también, como novedad, por tormentas. La Agencia Estatal de Meteorología activará los avisos por estos dos fenómenos meteorológicos entre las dos de la tarde y las diez de la noche. Según el pronóstico de la Aemet, se espera una jornada con cielos despejados aunque con un mayor incremento de la nubosidad.

En cuanto a las temperaturas, las máximas alcanzarán los 36 grados y las mínimas no bajarán de los veinte grados: será la noche más calurosa de la semana.