La Diputación Provincial de Zamora y la Junta de Castilla y León ha firmado un protocolo de actuación para llevar internet de alta velocidad, tanto fija como móvil, a todas aquellas áreas del territorio a las que no llegan las operadoras y que en Zamora supone dotar de cobertura al 90% de su superficie. Un acuerdo “muy importante”, según ha manifestado Francisco José Requejo, pero que requiere de más trabajo para conseguir que la totalidad de la geografía zamorana pueda estar conectada. Por eso, apenas unos minutos después de sellar este pacto junto a Alfonso Fernández Mañueco, el presidente de la institución provincial reconocía que su objetivo es negociar con las operadoras para cubrir ese 10% restante y que todos los zamoranos puedan contar con las mismas oportunidades.

El acuerdo rubricado ayer entre Francisco José Requejo y Alfonso Fernández Mañueco supondrá que, en un plazo de tres años, el 90% del territorio de la provincia de Zamora esté conectado por banda ancha. “Es importante aclarar que hablamos del 90% del territorio y no del 90% de la población, dado que solo con las ciudades de Zamora, Benavente y Toro tendríamos buena parte de la población cubierta; esto, va mucho más allá”, explicaba Requejo a este diario tras la firma del protocolo. El acuerdo, en la práctica, consiste en la aportación de 3,6 millones de euros entre la Diputación y la Junta, a razón de 1,8 millones cada una de ellas, para desplegar Internet de alta velocidad en esos puntos rurales con difícil acceso a las tecnologías.

El objetivo firme de la Diputación Provincial de Zamora es empezar a trabajar “desde ya”, como así manifestaba ayer Francisco José Requejo. “Tenemos tres anualidades de 600.000 euros cada una y lo que buscamos es poder ejecutar los planes en tiempo y forma”, señalaba el máximo dirigente de La Encarnación. “Nuestro compromiso es que Internet llegue al mundo rural como herramienta básica para el futuro de nuestros pueblos y eso se logra únicamente con trabajo”, añadía el presidente tras la firma del documento.

La conectividad se ha convertido en una de las prioridades de la institución provincial y por eso este acuerdo con la Junta de Castilla y León resulta “de vital importancia” para todo el territorio zamorano. Y es que, una de las máximas del equipo que dirige Francisco José Requejo es que todos los zamoranos tengan las mismas oportunidades, independientemente del lugar donde decidan instalar su residencia. Por eso, este acuerdo supone un gran paso adelante, no solo de cara a conseguir la ansiada conectividad del medio rural, sino también como herramienta para el desarrollo económico a través de la instalación de empresas y la consecuencia directa de fijar población, que es uno de los grandes caballos de batalla que tiene por delante la provincia de cara al futuro.

EL PRESIDENTE DE LA JUNTA VALORA EL “CIERRE DE LA BRECHA DIGITAL”

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco ha asegurado que la extensión de internet de alta velocidad a todo el territorio es básica para el desarrollo rural, para la modernización de la Comunidad y para poder impulsar la transformación digital. “Cerrar la brecha digital aumentará la igualdad de oportunidades”, ha añadido el presidente, quien ha señalado que este proyecto facilitará el emprendimiento y abrirá nuevas posibilidades a las empresas; permitirá incrementar el teletrabajo y que haya más personas que puedan vivir en su pueblo aunque su puesto de trabajo esté asentado en una ciudad; y multiplicará las opciones de ocio y entretenimiento

Esta medida facilitará también la integración, la eliminación de barreras, la igualdad de oportunidades, el desarrollo y el progreso de la Comunidad “porque hoy la transformación digital ya no es una posibilidad o una opción; es una necesidad irrenunciable”, según ha apostillado el presidente. A esta inversión se sumará la que realiza la Junta de Castilla y León en colaboración con el Gobierno de España. Son 19,5 millones de euros convocados el 16 de julio para desplegar redes en zonas sin cobertura.

En el caso de la provincia de Zamora, el presupuesto asciende hasta los 3,6 millones de euros, de los cuales aportará 1,8 la Junta de Castilla y León y los 1,8 restantes, la Diputación.