El asesino de Leticia Rosino “teme por su vida” si ingresa en una prisión para adultos para cumplir los seis años de cárcel que le restan para completar la condena de reclusión impuesta por el juez de Menores. El menor recurre la orden del magistrado para trasladar al joven, de iniciales D.A.A., del centro de menores de Zambrana, donde permanece tras el crimen cometido en Castrogonzalo el 3 de mayo de 2018, a la prisión valliosoletana de Villanubla, una vez que el asesino ha cumplido los 18 años en marzo pasado. Pide, pues, continuar tres años más en Zambrana, como le permite la Ley. Si el juez mantiene la decisión del traslado, el condenado podrá recurrir ante la Audiencia Provincial, por lo que dilataría su ingreso en la cárcel hasta agosto o septiembre.

El alegato ante el Juzgado de Menores indica que compañeros de Zambrana han advertido al joven del peligro que corre su vida por la gravedad de los delitos cometidos, el asesinato y violación de la tabaresa de 32 años. En concreto, se apunta que tendrá problemas con los internos de la cárcel tanto de Villanubla como de Topas, donde correría peligro su vida. La defensa puntualiza que en la cárcel salmantina cumplen condena dos trasladados desde Zambrana que amenazaron a su cliente con “ajustar cuentas” cuando entre en el presidio.