Yago Iglesias aseguró en su presentación como nuevo técnico del Zamora CF que ha llegado al club rojiblanco con una idea clara del juego que quiere ver desarrollar a su equipo sobre el césped. Un estilo que no será disruptor con la línea de trabajo llevada por David Movilla hasta ahora, tratando de “añadir matices” a “las muchas cosas buenas” que su antecesor en el cargo trabajó durante años.

“El Zamora CF, al que llevo siguiendo desde la pasada temporada, está donde está porque en todos los campos a los que ha ido fue valiente y compitió contra todo el mundo”; comentó Iglesias en su presentación, asegurando que David Movilla consiguió que los rojiblancos gozaran de “muchos automatismos que le llevaban a ser dominador del juego”. Elementos que tratará de recuperar y “aprovechar” para tratar de revertir la crisis zamorana de resultados.

El nuevo entrenador no escondió su deseo de “ir implantando tres o cuatro ideas” que quiere desarrollar sobre esa “base” que considera “el trabajo anterior” del último técnico. Y, en esa línea, se encuentra su intención por volver a convertir al Zamora CF en un equipo que, sin perder su carácter “intenso” sobre le campo, “busque en todo momento la portería rival”. Un estilo ofensivo que lleve a los rojiblancos a proponer.

“Viendo lo que se ha dado en estas 13 jornadas, lo que yo he percibido desde fuera, es que en el momento que el Zamora CF va por detrás en el marcador y se ve con urgencia de empatar, el equipo de un paso adelante”, comentó Iglesias, dando a entender que su nuevo equipo debe ser ese bloque más abierto y ofensivo desde el primer minuto de juego. Un estilo que ya desarrolló en anteriores equipos, con una apuesta por una salida de balón controlada y un juego dinámico, capaz de crear espacios en el ataque posicional.

El camino, entre el equipo que pretende y el que tiene entre manos Iglesias, arrancó el mismo día de su llegada con ejercicios centrados en la posesión de balón. Aspecto que siguió trabajando ayer, realizando correcciones a sus jugadores. Un grupo en el que hay jugadores que ya le “llamaban la atención por su calidad y su capacidad física y técnica”, si bien es consciente que “el momento del equipo es fundamental” para obtener rendimiento y la situación es difícil.

Iglesias ya avisó que “los entrenadores no son magos ni tienen una varita” que les permita cambiar un equipo de un día a otro, que necesitará tiempo, y más “ante una semana de alta densidad competitiva” como la que tiene por delante, pero su labor en busca de un nuevo estilo para el Zamora CF ya ha comenzado.