Al Zamora CF, igual que al resto de clubes de Zamora, Castilla y León y España, le está siendo muy difícil avanzar en la planificación de la próxima temporada 20-21, y es que hay muy pocos aspectos que a día de hoy estén claros. En la entidad rojiblanca tienen pendiente la celebración de la asamblea anual de socios, que deberá ratificar, entre otras cuestiones, la prórroga de poder al Grupo Vivir mientras se sigue avanzando en la conversión en Sociedad Anónima Deportiva.

La realidad es que a día de hoy sigue siendo un club deportivo y los socios deben aprobar diversas cuestiones, sobre todo económicas, hasta que se ratifique la SAD. La idea que manejan los responsables es celebrar esta cita asamblearia avanzado el mes de septiembre, ya en otoño, cuando se tenga más información sobre cómo y cuándo va a comenzar el campeonato liguero. Asimismo, se está a la espera de conocer el protocolo elaborado por las autoridades sanitarias y el CDS, junto a las federaciones, para saber qué se dice respecto a la presencia de público en los estadios. A partir de entonces se pondrá pensar en una campaña de socios para la que reconocieron que hay varias ideas, aunque nada confirmado. Con esta realidad, y con la pretemporada aplazada, en el Zamora CF sí esperan que la próxima semana se conozca la fecha de inicio y la confección de grupos, algo de lo que ya hablaron con la Territorial. La opción que parece que toma fuerza es que uno de los grupos esté formado por Castilla y León, Galicia y Asturias, y sería del agrado del Zamora desde donde indican que “nuestro deseo es que no se divida la Comunidad”. Aún así habrá que esperar porque no todos los implicados estarían de acuerdo en este reparto.