El día 1 de diciembre de 2022 pasará a la historia del ciclismo por haber sido la fecha escogida para anunciar el nacimiento oficial de la Vuelta a España femenina, cuya primera edición se disputará en mayo del año que viene. La ronda española se une de este modo a la iniciativa que tomó la ronda francesa con la celebración del denominado Tour Femmes y del Giro que ya desde hace más tiempo acoge una carrera destinada a las mujeres.

Este anuncio inicial vendrá acompañado, ya en enero, con la comunicación oficial del recorrido de las siete etapas. Oficialmente, por ahora, solo se conocen las fechas, del lunes 1 al domingo 7 de mayo. A partir de ahí, este diario puede avanzar que será la Comunitat Valenciana la escogida para albergar una carrera femenina cuyo plan previsto no conduce a terminar en Madrid. La carrera se denominará oficialmente Vuelta Femenina by Carrefour, puesto que la cadena de supermercados será el patrocinador oficial, al igual que sucede con la ronda masculina. Javier Guillén lo comunicó este jueves en Madrid en el transcurso de los tradicionales desayunos deportivos de Europa Press.

Una gran etapa de montaña y una contrarreloj

La ronda femenina tendrá una etapa reina montañosa y una segunda jornada decisiva en la disciplina de contrarreloj. Estos últimos años se disputaba una carrera de mujeres impulsada por la Vuelta y que se denominaba Ceratizit Challenge. La prueba que fue creciendo de una a cinco etapas nunca utilizó el nombre oficial de la carrera. Se disputaba coincidiendo con los últimos días de la carrera masculina por lo que apenas tenía repercusión mediática con la Vuelta en su fase decisiva.

Por esta razón, la organización tuvo claro que el nacimiento oficial de la Vuelta debía celebrarse en unas fechas totalmente diferente en un calendario femenino, que al igual que el masculino, está sumamente cargado. La carrera cuenta con el apoyo oficial del Consejo Superior de Deportes (CSD) y al igual que en el Tour Femmes contará con la participación de equipos formados por siete corredoras; entre ellos el Movistar, que alineará, salvo sorpresa, a Annemiek van Vleuten, la mejor corredora del mundo y que este año ha ganado las ediciones femeninas del Giro, el Tour, el campeonato del mundo y también la Ceratizic Challenge.

Mismos 'maillots'

Las ciclistas que dominen las clasificaciones generales llevarán los mismos 'maillots' que los corredores de la ronda española. "La carrera tendrá televisión en directo con etapas que acabarán en un horario similar al masculino. Por ahora, consideramos que una carrera femenina de tres semanas sería un fracaso", indicó Javier Guillén. Las corredoras, a través de sus equipos, solicitan carreras de una semana cuya dureza se centre en dos jornadas. El Tour Femmes concentra la decisión final en las dos últimas etapas; la primera de ellas acabará en el Tourmalet y la carrera se despedirá con una contrarreloj individual en la ciudad de Pau.