El teatro Ramos Carrión de Zamora ha acogido esta mañana de Domingo de Ramos su atípico pregón de Semana Santa que, cada año, organiza la Junta de Cofradías. Con las limitaciones de aforo impuestas por las autoridades sanitarias (el protocolo ha permitido unas 120 personas), este "Pregón de pregones" consiste básicamente en un montaje audiovisual con base a las proclamas de los diez últimos pregoneros de la Semana Santa de la capital, desde el pronunciado por el periodista Jorge Losada en 2010 hasta el de la también periodista Eva Crespo en 2019 pasando por el del arzobispo Carlos Amigo (2011), el historiador y archivero Florián Ferrero Ferrero (2012), otro de los grandes conocedores de la Semana Santa, José Luis Alonso Ponga (2013), el sacerdote José Ángel Rivera de las Heras (2014), delegado diocesano de Patrimonio y deán de la Catedral, el imaginero Ricardo Flecha Barrios (2015), el "activista" semanasantero Luis Felipe Delgado de Castro (2016), el periodista Sergio Martín Herrera (2017) y el también periodista Javier Hernández Hernández (2018).

Así era el ambiente a las puertas del Ramos Carrión:

VÍDEO | Domingo de Ramos en Zamora: el ambiente previo al pregón de pregones C. G.

Han sido los actores Jesús Ramos y Almudena San Frutos que representaban un matrimonio en el salón de su casa, de ambientación antigua, los que han seguido el hilo conductor de la presentación de los pregoneros.

A continuación ha tomado la palabra la presidenta de la Junta Pro Semana Santa, Isabel García Prieto, quien relató las vicisitudes de la pandemia, que hace un año obligó a suspender la entrega del Barandales a la Banda del Maestro Nacor Blanco y el pregón de Vicente Díez Llamas y este año tampoco ha permitido realizar el pregón con el formato habitual, sino con un aforo muy restringido limitado prácticamente a autoridades, representantes de las cofradías y algunos invitados.

Recordó la presidenta a todos los pregoneros de la Semana Santa, desde que se estrenara esta figura el 1961 con Carlos Pinilla, así como al autor del Cartel, Luis Quico o al ganador del 36 Concurso de Fotografía, Ángel Pérez González.

"Esta Semana Santa será especial", indicó García Prieto, quien constató que las cofradías, a pesar de conocer desde hace tiempo que no podría haber procesiones, "han estado más activas que nunca, reforzando y acrecentando su labor social, eje fundamental de todas ellas, para intentar en la medida de sus posibilidades paliar las necesidades de las personas vulnerables y más castigadas por las consecuencias de esta pandemia".

"Este año la procesión irá en el corazón de cada uno de los cofrades, con la oración silenciosa en los templos donde se encuentran las imágenes devocionales, porque este año sí se podrán visitar y estar cerquita de ellas", dijo la presidenta.

También se podrán visitar las que se encuentran en el Museo de Semana Santa "donde en el paso de las Tres Marías y San Juan la Cofradía de Jesús Nazareno, en un precioso gesto, ha querido recordar a su jefe de paso recientemente fallecido, Juan José Ferrero". Y recomendó asimismo la visita a la exposición virtual Altares.

Isabel García Prieto anunció la próxima firma del acuerdo con Junta, Diputación y Ayuntamiento para financiar la construcción del Museo de Semana Santa, que cuenta también con el compromiso del Gobierno Central para ayudar a su acondicionamiento interior. "El nuevo Museo será una realidad y sin duda será un referente nacional e internacional, como en su día sucedió con el actual"

Tras recordar que la diócesis está celebrando el año jubilar del noveno centenario de su restauración, finalizó su discurso con un "cuídense" para lograr acabar con la pandemia.

Cerró el acto el obispo de Zamora, Fernando Valera, quien abogó por la fe en Dios como la mejor forma de afrontar la pandemia. "Lo que no es cristiano es la apatía, los rodeos ante el sufrimiento para que no nos salpique" y animó a todo el mundo a tener gestos de compasión con el prójimo: "·nada es pequeño cuando se trata de compartir cariño y ayuda".

"El amor de Dios no protege de ningún sufrimiento, pero protege de todos los sufrimientos", concluyó.