02 de abril de 2019
02.04.2019
Primeras impresiones

Facciones medievales y estrategia se dan la mano en 'Conqueror's Blade'

Un mundo vivo y en constante evolución son algunos de los ingredientes que propone el título

02.04.2019 | 20:41
'Conqueror's Blade', un nuevo MMO de corte medieval.

Desde hace años los videojuegos gratuitos cuentan con una buena masa de seguidores. La modalidad de ofrecer contenido sin coste, monetizándolo a través de micro transacciones o acceso a servicios Premium, ha demostrado ser eficaz y rentable, siempre y cuando el proyecto de con la fórmula adecuada. La tendencia de estos últimos años tiene nombre y apellidos: "Battle Royale", un estilo de juego que enfrenta a todos los jugadores conectados hasta que sólo queda uno en pie.

Sin embargo, por mucho que los derivados de 'PUBG' o 'Fortnite' estén acaparando toda la atención mediática, todavía existen estudios que se dedican a ofrecer experiencias más personales y tradicionales. De hecho, uno de los títulos que prometen sorprender en su lanzamiento es 'Conqueror's Blade', un videojuego MMO de corte medieval que lleva en desarrollo más de seis años y del que hemos tenido la oportunidad de conocer en una demostración a puerta cerrada.

Facciones medievales, un mundo vivo y en constante evolución y mucha, mucha compenetración con nuestros aliados son algunos de los ingredientes que propone la espada del conquistador. Y aquí están nuestras impresiones.

Creando a nuestro héroe medieval virtual


La demostración a la que tuvimos acceso nos permitió conocer cómo será el día a día dentro de la obra, mostrándonos además algunos elementos de caracterización de personajes y algunas ideas que todavía están por desarrollar. En cualquier caso, decimos que 'Conqueror's Blade' es un videojuego que ofrece combates en tercera persona y elementos de estrategia con unidades, que serán muy importantes en las macro batallas.

Lo primero de todo será crearnos a nuestro personaje, hombre o mujer, caracterizándolo con rasgos en la cara, pelo, detalles, tatuajes, etcétera. El estudio ha prometido una gran variedad para evitar que haya jugadores con el mismo aspecto, y además irán introduciéndose nuevos paulatinamente.

Una vez creado el personaje en su forma física, habrá que escoger país para que los demás jugadores sepan de dónde somos. Esto, que a priori parece un detalle sin importancia, tiene mayor relevancia de la esperada, ya que las alianzas, coaliciones y enfrentamientos se disputarán entre países. Por ejemplo, los jugadores alemanes pueden hacer piña con los españoles para derrocar a Portugal en la toma de un castillo.

Seleccionados estos rasgos, nuestro siguiente objetivo será escoger la clase del personaje. Habrá un total de diez con sus respectivos estilos de lucha (arquero, caballero, lancero, etcétera) y habilidades concretas diez, que iremos desarrollando a medida que vayamos progresando en la aventura.

También tendremos la posibilidad de edificar y modificar nuestra propia casa, que podrá albergar hasta 40 personas y que, también, sirve de nexo para crear alianzas con otras casas y formar clanes.


Grandes posibilidades en el campo


La partida de prueba a la que tuvimos acceso nos presentó a un héroe de gran nivel montado a caballo. Uno de los desarrolladores nos advirtió que, en primer lugar, habrá que superar una serie de tutoriales antes de poder ver las posibilidades que ofrece el título, con el fin de conocer los aspectos básicos tanto de la batalla como de la gestión de nuestro equipo.

De hecho, en el mapa de más de 1.000 kilómetros cuadrados de los que se compone el juego habrá ciertas ciudades neutrales, que servirán para contratar unidades, gestionar nuestros recursos, conocer a otros jugadores y, en definitiva, tomarnos un respiro antes de volver a la batalla. El mapamundi recuerda a los mapas de los juegos de rol de antaño, viendo tanto las fronteras hostiles como los bandidos u otros jugadores que deambulen por la zona. También se ha confirmado que el mapa tendrá efectos climatológicos y ciclo día y noche, que, además, afectarán a las batallas.

La esencia del título es ir, ya sea juntándonos con otros jugadores o siendo lobos solitarios, conquistando territorios. En el mapamundi, veremos los encuentros disponibles (por ejemplo, un castillo que está siendo atacado), y, una vez entrada en la zona, iremos directos a la perspectiva en tercera persona con el héroe y las unidades que hayamos seleccionado para la ocasión.



Atacar, defender, conquistar


La demostración continuó con un turno de batalla entre dos integrantes del equipo, mostrándonos tanto el turno de atacar un castillo como el de defender. En ambos casos, la misión es exactamente la misma: evitar que el contrario conquiste nuestro territorio (o conquistarlo) aniquilándolo.

Por ejemplo, en el turno de ataque vimos como la situación nos llevó a los alrededores de un castillo tomado. El héroe y sus unidades pueden tener objetivos distintos, y será cosa del jugador plantear la estrategia para cristalizar el objetivo. Así, si tenemos a una legión de arqueros, quizá será interesante colocarlos en un lugar alto para evitar que entren en la batalla directamente; o, también, poner a los lanceros en primera posición para que vayan abriéndose paso mientras nuestro héroe toma otra ruta. En este sentido, las habilidades de nuestro personaje –habrá tanto activas como pasivas- y las de nuestras tropas tendrán una importancia elemental, ya que algunas unidades son más débiles frente a otras.

La batalla va evolucionando: primero tomando los alrededores del castillo, posteriormente la entrada, los niveles principales y así hasta llegar al final. Una vez conquistada la batalla obtendremos jugosos recursos con los que alimentar a nuestras tropas o contratar a otro grupo de mercenarios.

Lo mejor de todo es que las batallas son muy dinámicas, recreando a la perfección la tensión de una toma militar, con sus avances, retrocesos y momentos épicos. Las tomas, de hecho, podrán ser de 15 contra 15, lo que asegura, en los niveles más altos, un auténtico espectáculo bélico y estratégico.


1.000 personajes en pantalla


A nivel audiovisual, el videojuego promete ofrecer una calidad más que notable, puesto que el título utiliza un motor gráfico propio (Chaos) que permitirá renderizar hasta 1.000 unidades en una misma batalla, un número para nada despreciable teniendo en cuenta el estilo de juego del que hablamos.

Si bien es cierto el videojuego tampoco pretende convertirse en un referente técnico, los entornos y los personajes están bien caracterizados y cuentan con los suficientes detalles como para demostrar personalidad. Habrá que ver, eso sí, si en los ordenadores más modestos el título rinde como debe, ya que unas hipotéticas ralentizaciones podrían afectar de forma severa a la partida.

'Conqueror's Blade' todavía no tiene fecha de lanzamiento concreta, sino que actualmente se encuentra en estado de beta testing con algunos usuarios para ir perfilando y comprobando cada punto de sus costuras. Es importante remarcar este punto, ya que, al tratarse de un videojuego persistente, donde las alianzas, el mapa y los jugadores están en constante movimiento, cualquier paso en falso podría arruinar la experiencia de juego.

En cualquier caso, lo visto hasta el momento nos ha sorprendido gratamente. La partida de demostración nos sirvió para hacernos una pequeña idea de la gran cantidad de posibilidades que tiene la obra y su comunidad. Además, el videojuego llegará en perfecto castellano y contará, además de la modalidad de PVP, con misiones y desafíos semanales que harán las veces de trama argumental, aunque este punto, en un título de estas características, no sea tan importante.

Al final, con lo que nos quedamos es con la sensación de que, si todo funciona de manera correcta y, con el mimo con el que está trabajando el estudio, no dudamos que 'Conqueror's Blade' podría convertirse en uno de esos videojuegos gratuitos que rompen el mercado de forma abrupta. De hecho, cuenta con los suficientes ingredientes como para destronar a varios títulos homónimos que, a día de hoy, todavía cuentan con una buena base de jugadores. Habrá que esperar hasta que haya fecha concreta de lanzamiento para ver si las expectativas se cumplen o superan.

Más información en elsotanoperdido.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Twitter Tecnología