Alexa, el asistente virtual de Amazon, permite por defecto realizar compras con voz sin muchas verificaciones, lo que puede provocar desagradables sorpresas, al darte cuenta, por ejemplo, de que has pagado algo sin querer o que tu hijo se ha suscrito a un servicio de pago sin tu permiso. Ya ha sucedido, por eso desde OCU recomiendan bloquear esta posibilidad.

Bloquea las compras por voz para evitar sorpresas

Suena muy bien: "Alexa, compra papel higiénico", "Alexa quiero comprar un ereader", "Alexa, quiero el Superthing Superbot Enigma" ¡Eh! ¿Qué está ocurriendo aquí? Pues que Alexa también entiende lo que piden tus hijos, lo que significa que podrías encontrarte con alguna que otra sorpresa a la que luego no siempre es fácil poner remedio.

“Pudimos comprobar de primera mano la facilidad con la que se pueden producir esta serie de “accidentes” y que cualquiera los puede provocar (especialmente si hay niños en casa). Nos preguntamos entonces para qué pide Alexa un identificador de voz si no es para restringir estas acciones, y por qué no envía notificación alguna antes de ejecutar las suscripciones y compras de productos”, informan desde OCU.

¿Qué hacer para evitar pedidos accidentales?

Para asegurarte de que tu Amazon Echo Dot no va a pedir nada que tu no quieras, solo tienes que seguir estos sencillos pasos:

1. Abre la aplicación Alexa.

2. Selecciona "Configuración de cuenta" y despliega el menú

3. Dentro de "Compras por voz", activa la opción "Confirmación de compra"

4. Por último, selecciona cualquiera de las dos opciones: "Perfil de voz" o “Código de voz"