La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha detectado varios fraudes en aplicaciones de citas, como Tinder, ligados a ficticias inversiones en criptomonedas. Al parecer, los estafadores se valen de vulnerabilidades en este tipo de apps con el fin de geolocalizarse en poblaciones cercanas a la víctima y contactarla utilizando falsos perfiles de personas con un alto atractivo físico o una acomodada posición social, habitualmente extranjeros o con doble nacionalidad.

Una vez establecido el contacto digital (el match) con la víctima, el estafador o estafadora suele recurrir a otros sistemas de mensajería, a través de los cuales despliega un falso pero insistente interés amoroso aprovechando el deseo de los usuarios de establecer conexiones personales. Un interés que rara vez se traducirá en una cita real, a lo sumo en una vídeo llamada donde, con el fin de ganarse su confianza, aportará cuentas de redes sociales con un amplio despliegue de presuntas amistades y mensajes de texto.

Argumento variado

El argumento utilizado para solicitar dinero es muy variado: un gasto imprevisto, una reserva para planificar viajes juntos o, directamente, inversiones en distintos productos, la táctica más habitual. En concreto, se han detectado solicitudes para invertir en criptomonedas a través de plataformas poco conocidas que en realidad no existen. La víctima, una vez empieza a sospechar y trata de retirar los fondos, suele recibir una solicitud de la falsa plataforma para realizar nuevos pagos como consecuencia de presuntas retenciones o impuestos por las ganancias obtenidas. Lamentablemente, pocas de estas estafas salen a la luz: la vergüenza de la víctima al descubrir el fraude suele prevalecer sobre su interés en denunciarlo.

Algunos consejos

 1. Desconfiar de cualquier petición de dinero que se realicen bajo estas aplicaciones, así como cualquier sugerencia de inversión que habitualmente se presentan bajo unos elevados rendimientos.

 2. No facilitar nuestros datos en aplicaciones de citas, ni remitir documentación alguna. Algunas de la estafas se centran en la obtención de datos personales que aprovecharan nuestra identidad e información para contratar servicios o productos, usurpando nuestra identidad.

 3. Informar dentro de estas aplicaciones de perfiles o mensajes sospechosos para prevenir que otras personas puedan continuar interactuando con estos.