El llamado Neo-shine Tibet Office, para un idioma hablado por seis millones de personas en el oeste de China, ha sido creado por la Universidad del Tíbet, en Lhasa, y la compañía CSCC (siglas de China Standard Software Corporation).

Responsables del Ministerio de Industria de la Información presentaron el programa, que también puede servir para el idioma chino y según sus autores facilitará mucho el uso de ordenadores en el Tíbet.

Una portavoz del departamento de tecnología de CSCC explicó que el software tendrá, al igual que los de Microsoft, programas de tratamiento de textos (al estilo de Word), para bases de datos y gráficos (Excel), y para presentaciones (PowerPoint).

El programa se instalará en las escuelas de Lhasa y "reemplazará a Microsoft Office, que hasta ahora se usa ampliamente en las regiones de habla tibetana", dicen su creadores, ya que según ellos presenta la ventaja de que no necesita instalar programas auxiliares posteriormente (los llamados plug-ins).

El Ministerio de Industria de la Información chino destacó tras presentar el nuevo software que este año verá la luz el primer sistema operativo Linux en tibetano, así como un programa para escritura de documentos en este idioma (el STAR) y otros 10 productos informáticos en esa lengua.

Además se preparan productos similares en otros idiomas hablados por minorías étnicas de China, como el mongol (que en China usa todavía su escritura original, y no el cirílico como en Mongolia) o el uigur (lengua turcomana hablara en la región occidental de Xinjiang).

El tibetano, hablado no sólo en el Tíbet sino también en provincias chinas vecinas como Qinghai, Yunnan o Gansu, utiliza una escritura de origen indio, más sencilla de utilizar en ordenadores que el chino, ya que utiliza un alfabeto reducido de 30 caracteres, frente a las decenas de miles de signos del mandarín.