17 de abril de 2019
17.04.2019

Alternativas naturales al ibuprofeno que deberías tener en cuenta

Los efectos analgésicos, antiinflamatorios y antipiréticos se pueden lograr a través de otras vías

17.04.2019 | 10:48

En la actualidad, los antiinflamatorios forman una parte importante de nuestras vidas, y es que existen muchas razones por las que nos podemos ver en la necesidad de consumirlos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que, al tratarse de medicamentos, tienen unos efectos secundarios que debemos considerar. 

Entre los principales peligros que podemos estar corriendo a la hora de consumir antiinflamatorios tenemos las complicaciones digestivas, problemas renales o hepáticos, problemas hematológicos y problemas cardiovasculares.

Paracetamol e ibuprofeno están entre los fármacos más conocidos y usados, en numerosas ocasiones, por automedicación ya que se venden sin receta. No obstante, las personas que sufren de problemas cardiacos, del hígado y del riñón deberían limitar su uso a la prescripción médica.

Dosis recomendadas

La Agencia Europea del Medicamento ya alertó de los peligros de tomar ibuprofeno en dosis altas (2.400 miligramos al día) y de forma continuada, hábito que podía acarrear posibles riesgos cardiovasculares.

La Sociedad Española de Cardiología aconseja no tomar más de 1.200 miligramos de ibuprofeno al día. La Agencia Europea del Medicamento, eleva la dosis hasta los 2.400 miligramos. Foto: Shutterstock.

El ibuprofeno está considerado como el 'medicamento rey' de la triple A: analgésico, antipirético y antiinflamatorio. Las dos primeras bondades las comparte con el paracetamol, pero no así la tercera, ya que este último fármaco no tiene la capacidad para combatir las inflamaciones.

En el caso del paracetamol, la dosis estándar es segura, pero el máximo de la dosis normal (4 gramos en día en adulto), está cerca a la de sobredosis, y ésta puede causar daños importantes en el hígado.

Sin embargo, los beneficios del ibuprofeno, que se traducen en sus efectos analgésicos, antiinflamatorios y antipiréticos, se pueden conseguir a través de sencillas alternativas naturales que te presentamos a continuación.

¿Qué hacer?

En primer lugar, se puede optar por reducir la dosis de forma segura. Según la Sociedad Española de Cardiología, no se deben tomar más de 1.200 miligramos de ibuprofeno al día, aunque el Ministerio de Sanidad afirma, sin embargo, que el riesgo se inicia con 2.400 miligramos/día. Ya que la dosis media por cápsula en España es de 600 miligramos, con dos al día ya topamos con el límite de precaución.

La acupuntura es un tratamiento antiinflamatorio que puede calmar ciertos dolores. Foto: Shutterstock

La inflamación y el dolor es un mecanismo de defensa de nuestro cuerpo por lo que combatirlo con estos medicamentos de forma sistemática no es bueno para la salud. Existen remedios antiinflamatorios no farmacológicos como realizar ejercicio, hacer rehabilitación, someterse a acupuntura o masajes que alivian la inflamación.

Por lo que es recomendable consumir los fármacos sólo cuando sean necesarios y prescindir de ellos cuando se note mejoría.

Alternativas naturales antiinflamatorias para el tratamiento de dolores articulares

Curcumina

Esta sustancia se extrae a partir de la planta denominada cúrcuma y se puede encontrar tanto en polvos como en cápsulas. La curcumina tiene propiedades antiinflamatorias, aunque no se recomienda su consumo en niños, embarazadas y enfermos renales.

Árnica

El árnica es otra planta con muchas propiedades analgésicas. Una infusión con agua caliente es el mejor método para emplearla. El líquido se moja sobre un paño y luego éste se aplica sobre la zona afectada por golpes o dolores. No se debe ingerir la infusión.

Las flores de árnica. Foto: Shutterstock

Pimienta de cayena

Con efectos analgésicos y antiinflamatorios, la pimienta de cayena se puede tomar en forma de infusión. Una pequeña cucharadita (no conviene pasarse, pues es muy picante) en un vaso de agua caliente será suficiente. También está disponible en aceites, cremas y ungüentos.

Sauce blanco

Esta hoja procedente del árbol del mismo nombre contiene salicilina, el principio del que se extrae el ácido salicílico, el elemento más importante de la aspirina. Es por ello que reúne las mismas propiedades que el medicamento para problemas de fiebre y dolores de cabeza. Los alérgicos a la aspirina deben evitar su consumo.

Uña de gato

Otra planta con propiedades beneficiosas para dolores musculares y óseos. Se trata de una especie que refuerza también el sistema inmunológico y que puede prepararse a través de una infusión, aunque también es posible encontrarla en preparados dietéticos y herbolarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Compromiso

Tengo esclerosis múltiple, ¿qué me depara el futuro?

Cecilia Vega Firma BeContent

Gracias a los nuevos tratamientos la mayoría de los diagnosticados recientemente no va necesitar muletas ni silla de ruedas, aseguran los neurólogos