Cuando todo el mundo está hablando de que Paloma Cuevas celebró su 48 cumpleaños cenando con Enrique Ponce, va el diestro y reaparece en redes sociales "dando su lugar" a Ana Soria. Y es que a pesar de que el valenciano ha decidido - por el momento - no compartir más fotografías con su joven novia, los enamorados se han puesto de acuerdo para reivindicar su relación a través de sus respectivas cuentas de Instagram.

Y lo han hecho compartiendo a la vez - y comentándose mutuamente - su "penúltimo baño" del verano. Así, mientras Enrique ha colgado una fotografía dándose un chapuzón en una playa de Almería presumiendo de abdominales, Ana ha hecho lo propio en su Instagram compartiendo el mismo baño, en la misma playa y en el mismo momento, pero siendo ella la protagonista en vez de su chico.

View this post on Instagram

penúltimo baño 🐬

A post shared by Ana (@anasoria.7) on

Ponce, moreno, muy rejuvenecido y presumiendo de una envidiable forma física - y es que bajo ese masculino pecho contamos hasta ocho abdominales - ha conquistado a su novia con esta fotografía. Ana, con un "no se puede ser más guapo", ha sido de las primeras en comentar la imagen. Rápidamente, el torero le daba la réplica con un "ni tú más bella".

Poco después era la estudiante de Derecho la que colgaba una fotografía en la que, con pose de influencer - es decir, mirando hacia abajo como despistada mientras el viento mueve su melena - da la despedida al verano con su "penúltimo baño" como minutos antes hiciera Ponce en el mismo lugar.

Y, como no podía ser de otra manera, el ex de Paloma Cuevas rápidamente ha comentado la imagen con un "BELLAAA" (en mayúsculas) que Ana ha contestado con un "GUAPO". ¡Qué bonito es el amor!