04 de abril de 2017
04.04.2017
Ruptura

Paula Echevarría, sobre su divorcio: "Tomároslo con calma, esto va para largo"

Responde así a los rumores de la separación de David Bustamante, diez años después de su boda

14.04.2017 | 23:55
Paula Echevarría y David Bustamante, en Disneyland.

"Tomároslo con calma que esto va para largo". La actriz, modelo e 'it girl' asturiana Paula Echevarría, desde este lunes la mujer más buscada del país, respondía así a las preguntas de los periodistas que intentaban arrancarle una confirmación o un desmentido a una noticia que alteró el pulso del corazón de la actualidad: la ruptura de su matrimonio con el cantante David Bustamante. Amigos de la pareja aseguraban que ya no compartían techo, tras una década en la que fueron protagonistas de un aparente cuento de hadas, con una niña en común llamada Daniella, de 8 años. Se habían conocido en Lanzarote y, tras nueve meses de noviazgo, se casaron en Covadonga al son de las gaitas y entre lágrimas.

Los nubarrones habían ensombrecido en los últimos tiempos las informaciones sobre el matrimonio, descargando una tormenta de rumores cuando ambos dejaron de subir a sus perfiles en las redes sociales fotografías que daban testimonio de su amor. Ella, muy activa en Instagram, dejó de hacerlo hace once semanas.

La protagonista de la serie 'Velvet', de 39 años, sólo dedicó a su marido el 25 de marzo, día en el que cumplía 35 años, un escueto mensaje con un dibujo de su hija: "A la vuelta te espera una gran obra de arte! Y el mejor de los regalos, ella!!! Feliz cumple". Se les pudo ver juntos a finales de 2016 y comienzos de 2017, aunque fuentes de su entorno apuntan que los síntomas de que la convivencia se agrietaba ya afloraban el verano pasado.

A la espera de un comunicado sobre la separación, el cantante cántabro, que se ha mudado a un piso de sus padres cercano a la casa donde vivía con Paula y Daniella, pasó las últimas horas junto a su hermano y su padre en Cantabria, mientras que ella fue vista de compras este lunes junto a su madre en un centro comercial de Madrid. Allí fue donde pidió calma a los periodistas, a la par que auguraba unas jornadas intensas: "Vaya la que me va a caer".

La ausencia de la actriz en los últimos conciertos de Bustamante y, sobre todo, el frenazo en seco que sufrió su costumbre de subir imágenes juntos a las redes sociales pregonando su amor, sobre todo en fechas señaladas que antes no dejaban pasar por alto, alimentaron los rumores de ruptura y pusieron en alerta a los 1,6 millones de seguidores que ella tiene en Instagram, y que ayer convirtieron la noticia en "trending topic".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook