El lavavajillas es uno de los electrodomésticos más utilizados de la casa. No en vano nos ahorra muchísimo tiempo después de comer o de cenar, pero hay que saber utilizarlo. No es bueno ponerlo mucho ni gastar mucho agua ni dinero en luz. Por muy cómodo que sea.

En los últimos días en varios foros de limpieza se ha hablado de la necesidad de secar después los platos. Muchos usuarios de las redes sociales se quejan de que sacan los platos demasiado mojados. Pues bien, hay dos trucos: el primero es intentar dejar media hora cerrado el lavavajillas en cuanto acaba para que el vapor acabe con el agua. El segundo es colgar un trapo en la puerta del electrodoméstico durante otra media hora. Así el paño podría coger toda la humedad.

¿Necesitas también un abrillantador?

¿Tus platos no están tan brillantes como te gustaría después de lavarlos en el lavavajillas? Con este enjuague casero, natural y barato, el resultado está garantizado.

Si lavas la vajilla correctamente, no sólo estará superlimpia y desinfectada, sino también perfectamente brillante. Sin embargo, puede ocurrir que el resultado sea decepcionante al final del lavado, ¿te ha ocurrido alguna vez sacarlas del lavavajillas y verlas opacas y llenas de manchas? Hay muchas razones para ello, como una temperatura incorrecta, demasiado detergente o demasiada cal en el agua.

En el mercado existen varios productos diseñados para que tu vajilla brille en el lavavajillas, pero también hay una serie de remedios naturales que pueden ayudarte a conseguir un resultado increíble y eficaz. Hacer tu propio abrillantador en casa con ingredientes naturales no perjudicará tu salud ni el medio ambiente, y el resultado final te sorprenderá. Además de ser muy fácil de hacer, también es más barato que muchos productos comerciales.

Esto es lo que necesitas:

  • 1 litro de agua destilada
  • 150 g de ácido cítrico
  • 5 gotas de aceite esencial

Procedimiento:

El ácido cítrico tiene increíbles propiedades de limpieza, por lo que mucha gente lo utiliza a menudo para la limpieza del hogar. Lo primero que hay que hacer es verter agua destilada en un recipiente grande, luego añadir el ácido cítrico y mezclar bien para que se disuelva perfectamente. A continuación, añade las gotas de aceite esencial para perfumar tus platos, eligiendo la fragancia que prefieras.

Ahora tu eficaz y económico abrillantador para la lavadora está listo para ser utilizado. Viértelo en una botella de spray y rocíela directamente sobre la vajilla antes de comenzar el lavado. También puedes verterlo directamente en la bandeja del abrillantador.

Cuando termines de lavar la vajilla, notarás inmediatamente que no sólo está súper limpia y perfumada, sino también brillante. Después de probar este increíble producto natural, no podrá prescindir de él. Además de para pulir, también puedes utilizarlo para limpiar el lavavajillas. ¿Cómo? Basta con pulverizarlo sobre las paredes y comenzar un lavado en vacío, ¡hasta las incrustaciones más difíciles desaparecerán!