La otra prueba de "paternidad": Neymar se la pide a una modelo que dice estar embarazada de él

La joven modelo e influencer habría mantenido relaciones sexuales con el jugador cuando él todavía era pareja de Bruna Biancardi

Los encuentros sexuales se habrían dado pocas semanas antes de que la expareja de Neymar diera a luz a Mavie

Una modelo brasileña asegura estar embarazada de Neymar y él le pide una prueba de ADN

Una modelo brasileña asegura estar embarazada de Neymar y él le pide una prueba de ADN

Pablo López

Neymar ha vuelto a saltar al centro mediático y, de nuevo, por su vida personal y no por la profesional. El pasado mes de octubre fue padre de la pequeña Mavie junto con Bruna Biancardi. Sin embargo, tan solo un mes más tarde la pareja anunciaba su ruptura. Ahora el jugador vuelve a convertirse en noticia porque una modelo e influencer brasileña que fue su amante durante su relación con Biancardi, Amanda Kimberlly, asegura estar embarazada de él.

Fue su expareja quien el pasado mes de noviembre decidió comunicar fin de su noviazgo a sus más de nueve millones de seguidores, y lo hizo con las siguientes palabras: "Este es un asunto particular, pero como diariamente me vinculan a noticias, rumores y chistes, informo que no tengo ninguna relación con nadie. Somos los padres de Mavie y esa es la razón de nuestro vínculo. Espero que me dejen de vincular a las frecuentes noticias (haciendo referencia a las infidelidades de Neymar). Muchas gracias", escribió en una historia de Instagram.

Respecto al embarazo de Amanda Kimberlly, el portal brasileño 'LeoDias' asegura que Neymar volverá a ser padre el próximo mes de mayoEl futbolista habría mantenido relaciones sexuales con la modelo brasileña mientras todavía mantenía una relación con Bruna Biancardi y apenas unos meses, incluso semanas antes de que ésta diera a luz a Mavie. Además, el medio asegura en su texto que "la familia de Neymar recibió la noticia con alegría, sin discordias, y el jugador está esperando que nazca el bebé para realizarse las pruebas de ADN".

Las constantes infidelidades de Neymar a Bruna Biancardi

La relación entre Neymar y Bruna Biancardi ha estado llena de altibajos, y es que el nacimiento de su pequeña se produjo en medio de una vorágine de polémicas, ya que hacía tan solo unas semanas que había estallado otra infidelidad del futbolista hacia la brasileña. En este caso, el jugador de fútbol fue visto compartiendo una actitud claramente más cariñosa de lo habitual con dos mujeres en el reservado de una discoteca. Una persona grabó la situación y el vídeo corrió como la pólvora en redes sociales en tan solo cuestión de horas.

De hecho, se supo que se trataba de una traición de Neymar hacia su pareja porque ésta no tardó en pronunciarse en redes sociales después de lo ocurrido. La joven compartió otra story en Instagram en la que escribía las siguientes palabras: "Buenas tardes, estoy al tanto de todo lo ocurrido y, una vez más, decepcionada".

Esto ocurría pocos días antes de que Bruna Biancardi diera a luz, y en el comunicado también enfatizó que pese a lo sucedido uiba a enforcar toda su energía en la criatura que esperaba: "En la recta final de mi embarazo, mi foco y mi preocupación se dirigen exclusivamente a mi hija y eso es lo único en lo que voy a pensar en este momento. Agradezco los mensajes de cariño".

Neymar con su hija Mavie.

Neymar con su hija Mavie. / Instagram

Tenián un acuerdo que permitía a Neymar mantener relaciones sexuales con otras mujeres

Cuando saltó a la luz la primera infidelidad de Neymar a Bruna Biancardi, éste decidió que la mejor opción para redimirse es pedirle disculpas públicamente. El jugador de fútbol subió una publicación a Instagram en la que aparecía junto a su pareja, acompañada de un texto en el que pedía perdón en reiteradas ocasiones.

Lo más curioso de todo es que ambos tenían un acuerdo según el cual a Neymar le estaba permitido tanto hablar con otras mujeres como incluso llegar a mantener relaciones sexuales fuera de la pareja, según informó Em Off.

No obstante, este contrato contaba con algunas cláusulas que el brasileño habría quebrantado. La primera es que estaba obligado a utilizar siempre preservativo. La segunda es que no podía besarse en la boca con ninguna otra mujer. Finalmente, el futbolista siempre tenía que ser discreto con sus citas para que no se filtrada información a la prensa.