30 de julio de 2019
30.07.2019
Lugares con encanto

Rincones de España para una escapada de fin de semana

Santillana del Mar, la Sierra de Gredos, Aranjuez o la 'Costa da Morte' son ideales para desconectar

30.07.2019 | 08:03
Rincones con encanto por España.

Las ansiadas vacaciones estivales son el refugio de los trabajadores que encuentran en estas fechas una necesaria desconexión de los días laborables. Pero el fin del verano no quiere decir que tengamos que quedarnos en nuestra ciudad o pueblo sin movernos.

Septiembre es un mes en el cual las condiciones meteorológicas aún son muy favorables. Por eso, hay que aprovechar los fines de semana para escapar de la rutina del día a día y renovar fuerzas para rendir al máximo en el trabajo.

No hace falta irse muy lejos para disfrutar de unos días de descanso, a lo largo y ancho de la geografía española existen lugares con encanto que harán de tu estancia una experiencia inolvidable. De entre el amplio abanico de destinos, hemos escogido cinco rincones de España ideales para una escapada de fin de semana.

Santillana del Mar

Foto: Shutterstock

Enclavada en la costa occidental de Cantabria, esta histórica villa es uno de los destinos más solicitados de la geografía nacional. Conocida popularmente como ´La villa de las tres mentiras´ ya que ni es santa, ni llana, ni tiene mar, fue declarada ´conjunto histórico-artístico´ en 1889. De entre sus muchos puntos de interés destaca sobre todos ellos las famosas Cuevas de Altamira, zona arqueológica declarada Patrimonio de la Humanidad. Otros lugares que no puedes perderte si vas a Santillana del Mar son el zoológico y el jardín botánico. El primero tiene el privilegio de contar en sus inmediaciones con 2.000 especies de animales mientras que en el jardín nos podemos encontrar con más de 300 árboles y arbustos.

Sierra de Gredos

Foto: Shutterstock

Perteneciente al Sistema Central de la península, abarca las provincias de Salamanca, Cáceres, Ávila, Madrid y Toledo. La Sierra de Gredos presenta una espectacular orografía constituida de rocas y minerales cuya cota de máxima altitud es el pico de Almanzor, de 2.592 metros. Desde el punto de vista biológico, su hábitat nos ofrece uno de los espacios más interesantes del continente europeo. La diversidad de la fauna y la flora hace de Gredos un punto de gran interés turístico que es visitado por miles de turistas cada año. Además de la naturaleza, podemos disfrutar de su interesante pasado histórico, donde arte y tradición se funden en todos sus rincones. Entre todos ellos destacan la calzada romana del Puerto del Pico y los pueblos de Candeleda y El Barco de Ávila.

Cazorla

Imagen: Shutterstock

Este municipio se encuentra situado al Este de la provincia de Jaén, en el valle del río Cerezuelo, afluente del Guadalquivir. Con casi 8.000 habitantes, Cazorla puede presumir de contar con un gran patrimonio cultural en el que destacan las construcciones religiosas como castillos, iglesias y ermitas. Este municipio es un lugar ideal para disfrutar de un fin de semana tranquilo y relajado al lado del silencio de las montañas. Si decides ir, puedes disfrutar además de su rica y variada gastronomía, donde destaca su plato típico por excelencia: ´La Gachamiga´, migas de harina acompañadas de pimientos secos y fritos, chorizo, morcilla y fruta de la zona como melón, cerezas o uvas.

Aranjuez

Foto: Shutterstock

Situado a 51 kilómetros de la ciudad de Madrid, este municipio se encuentra atravesado por los ríos Tajo y Jarama. Conocido como Real Sitio o Villa de Aranjuez, es muy famoso por su imponente Palacio Real, Patrimonio Nacional y visita obligada para todos aquellos amantes de la historia de la monarquía. Aranjuez puede presumir también de sus extensos jardines, un conjunto de bosques y parques adornados con numerosas fuentes y estatuas. Sus calles, con gran pasado histórico, han servido de escenario para la grabación de películas y series de televisión como ´Cuéntame cómo pasó´ y la ya desaparecida ´Hospital central´.

Costa da Morte

Foto: Shutterstock

La conocida como ´Costa da Morte´, en castellano ´Costa de la Muerte´, es una región costera situada en la provincia de La Coruña, cuya extensión abarca desde punta Roncudo hasta el cabo Finisterre. Su nombre se debe al gran número de catástrofes marinas ocasionadas por los peligrosos acantilados que la salpican y a los fuertes temporales. A lo largo y ancho de la costa podemos visitar bellos rincones entre los que destacan las playas de Trece, Reira o Ariño, y el cabo de Finisterre, declarado en 2007 Patrimonio Europeo. Además de espectaculares paisajes, también podemos disfrutar de una rica y variada gastronomía donde destacan las típicas mariscadas y su plato más internacional: el pulpo a la gallega.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook