Berlín.- El actor estadounidense Tom Cruise ha sido calificado de ministro de propaganda de la Iglesia de la Cienciología, comparándolo así con el dirigente nazi Joseph Goebbels, responsable durante el régimen nacionalsocialista de agitar a las masas y promocionar el culto personal de Adolf Hitler.

Esa al menos, según informa Efe, la comparación que establecen el prestigioso historiador alemán Guido Knopp, autor de numerosos reportajes televisivos sobre la época del nazismo en Alemania, y el pastor de la Iglesia Evangélica alemana Thomas Gandow, experto en la Iglesia de la Cienciología, agrupación que en España está clasificada como una secta.

Ambos expertos subrayan en declaraciones publicadas ayer por el dominical "Bild am Sonntag" que Cruise recuerda inevitablemente a Goebbels en un vídeo interno rodado hace cuatro años y mantenido hasta ahora en secreto por los cienciólogos y que ha sido hecho público por el portal de internet Gawker.com.

En dicho vídeo Cruise interviene desde un púlpito ante la cúpula de la Cienciología tras ser condecorado con la Orden de la Libertad y, además de afirmar: «Esta es nuestra era. Una era de la que todos nos acordaremos», pregunta a los asistentes: «¿Debemos limpiar el mundo?», a lo que recibe un clamoroso "sí".

La escena «recuerda automáticamente a cualquier alemán que se interese por la historia el terrible discurso de Goebbels en el Palacio de los Deportes de Berlín», afirma el profesor Guido Knopp. El 18 de febrero de 1943, el ministro de Agitación y Propaganda de los nazis preguntó a las masas: «¿Queréis la guerra total?» y recibió como respuesta un "sí" masivo.

Knopp se pregunta además si la película rodada a finales del pasado año en Berlín por Cruise sobre el Conde Stauffenberg, el oficial alemán que falló al atentar contra Hitler y fue ejecutado inmediatamente tiene en realidad fines propagandísticos. «No me extrañaría que forme parte de la estrategia de la Cienciología para ganarse simpatías a través de la persona del protagonista», el actor Tom Cruise, comenta el profesor alemán.

Por su parte, el pastor evangélico Gandow considera que el vídeo «es una prueba más de que Tom Cruise no es un simple miembro de la secta, sino su ministro de propaganda. Es más, Tom Cruise es el Goebbels de los cienciólogos», afirma. Para Gandow, la película sobre Stauffenberg «tiene el mismo fin para los cienciólogos que los Juegos Olímpicos de 1936 en Berlín para los nazis. Despertar simpatías para un movimiento totalitario».

En Alemania, la Iglesia de la Cienciología cuenta con unos 700 altos miembros y otros 6.000 seguidores más que contribuyen a su financiación y es observada desde hace diez años por los servicios germanos de contraespionaje, que consideran que defiende una ideología totalitaria y anticonstitucional.

Una persona con una doble vida, que mantiene a su mujer «aislada y sola». Machista, homófobo y dominante en sus relaciones. Fanático de la religión. Segundo de a bordo en la Iglesia de la Cienciología, en la que maneja los hilos «desde la sombra». Este es el Tom Cruise que retrata el biógrafo Andrew Morton en su último libro: "Tom Cruise: una biografía no autorizada", publicado el martes en EE UU.

Morton se hace eco de los rumores que aseguran que Suri, la hija de Cruise de 21 meses, fue concebida utilizando el esperma congelado del fundador de la Cienciología, L. Ron Hubbard, fallecido en 1986.

El abogado de Cruise, Bert Fields, asegura que

se trata de «una gran mentira». La Cienciología publicó un comunicado en el que asegura que «nunca se congeló el esperma del señor Hubbard».