18 de junio de 2019
18.06.2019
Tu casa y túTu casa y tú

Cocinas con mucho estilo

Para algunos es una zona desconocida de su casa, pero para otros es el corazón de sus hogares

18.06.2019 | 14:12
La unión de cocina y salon puede ser muy practico para la familia.

Las casas evolucionan y sus habitantes también. Se buscan cocinas cómodas y muy prácticas, pero también bonitas y con mucho estilo. Características muy deseadas a la hora de decorarlas. ¿El motivo? Las cocinas se han ganado un lugar privilegiado dentro de las viviendas y cada vez se enseñan más, están más expuestas.

Una de las tendencias que está ganando más fuerza últimamente es el hecho de abrirse al comedor o incluso al salón, eliminando los tabiques que las separan. Así, las estancias se unen y se gana amplitud. Incluso en aquellas casas de campo o con jardín, llegan a abrirse hasta unirse con el porche. Para aquellos a los que esta idea no termine de convencer, pueden optar por el uso de cristales a modo de separadores, empleándolos en mamparas, tabiques o puertas correderas, para dar la misma sensación de espacio, pero manteniendo una cierta división entre las estancias, incluso separándolas cuando así se desee, y sin obstaculizar la visión. También existe la opción sencilla y funcional de comunicar las habitaciones a través de un vano, dependiendo de cómo esté configurada la planta de la vivienda.

Otra manera de unir la cocina con otra estancia es con una barra americana. Con ella se mantiene los límites de cada estancia ganando un elemento decorativo y muy práctico. La barra es una zona de paso y de unión, pero también de uso: si la encimera sobresale lo suficiente se pueden incluir unos taburetes, estos permitirán el disfrute de una reunión informal entre amigos o del desayuno diario. Una opción práctica y fácil de limpiar.

La barra americana sigue siendo práctica y funcional y gana espacio en la cocina. Foto: Shutterstock

El orden y la limpieza son necesarias en esta sala. Y más si son cocinas expuestas como marcan las últimas tendencias. Se puede conseguir un aspecto así gracias al uso de muebles que esconden los tiradores y los paneles que mimetizan los electrodomésticos con el resto de los muebles y los hacen desaparecer: frigoríficos, lavadoras e incluso la campana extractora, todos se pueden ocultar. Si además se elige decorar en blanco muebles y paredes, el resultado será muy luminoso, es un color acertado, en cualquier caso. Además, el blanco y los tonos neutros permiten después otros juegos de color: destacar el suelo, los tabiques, la encimera u otros muebles como mesas, sillas o taburetes, incluso el pequeño electrodoméstico.

Las islas, nunca pasan de moda, y son para algunos el objeto de deseo que toda cocina debería tener. Pero a la hora de plantear un proyecto que incluya una isla las medidas serán importantes y marcarán su diseño. Una isla puede incluir desde espacio de trabajo y zona de cocción, y fregadero, hasta tener una amplia zona de almacenaje o una encimera para una encimera.

Los casos especiales requieren soluciones especiales. Para ello los muebles a medida son la mejor solución. Aunque a priori puedan encarecer un proyecto, el resultado será todo un éxito y además duradero. El mueble a medida aporta también personalidad y sobre todo aprovechamiento de cada rincón.

Concepto de cocina amplia que sirve de comedor. Foto: Shutterstock

Los materiales


Los materiales cada vez son más versátiles y permiten combinaciones casi infinitas. En los suelos siguen los recubiertos con baldosa hidráulica. Un estilo retro que sigue ganando adeptos. Este tipo de baldosa está fabricada con cemento pigmentado, da mucho juego y se pueden crear diseños increíbles. Parecido pero no igual, el microcemento también se sigue utilizando, y mucho para revestir los suelos de estas habitaciones. Un material que ha mejorado muchísimo en resistencia, este material es francamente versátil. Permite aplicarse en diferentes colores y sobre todo, permite la combinación con otros materiales como la madera o las anteriormente mencionadas, baldosas hidráulicas.

En las paredes, el uso de azulejos se afianza, es práctico y muy higiénico. Resiste la humedad y los fabricantes ofrecen una gran cantidad de acabados y formas, como aquellos que imitan el aspecto de diferentes tejidos, o el azulejo "estilo metro", que es ya todo un clásico. También existe la opción de utilizar papel vinílico, que es fácil de limpiar y muy moderno.

Sin embargo, si hay un material que ha irrumpido con fuerza en la cocina es la madera. Más allá de los muebles, los suelos y las paredes se revisten de este material tan cálido. Los suelos y los muebles varían desde los acabados decapados al estilo más natural, con la veta bien marcada.

Más domótica

Los 'gadgets' y la tecnología también han entrado hasta la cocina. La domótica lleva ya muchos años haciendo la vida de las personas más fácil. Y gracias a los desarrollos tecnológicos que casi a diario se viven, más todavía. Ahora, los electrodomésticos son más eficientes en su consumo y sus prestaciones son cada vez mejores.

El móvil, o mejor dicho, el smartphone controla la cocina. Las grandes marcas apuestan ya por el concepto Smart Kitchen para llevar la tecnología a todos los hogares, y democratizarla. Nos permite controlar no solo la temperatura ambiente, las luces o las persianas. También el estado de la despensa, controlar la dieta y hacer un seguimiento, por ejemplo, de los hábitos nutricionales que cada familia tiene. La cocina, al igual que los coches, se conectan al futuro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook