Toro resuelve el contrato de las obras inacabadas en esta calle

El equipo de Gobierno ampliará el proyecto para ejecutar más mejoras en la Rúa de Santa Catalina, que serán sufragadas con cargo a una ayuda del Fondo de Cooperación de la Junta

Rúa de Santa Catalina, en la que se ejecutarán más mejoras una vez resuelto el contrato. |

Rúa de Santa Catalina, en la que se ejecutarán más mejoras una vez resuelto el contrato. | / M. J. C. (Archivo)

El Ayuntamiento ha resuelto el contrato de las obras de renovación en una de las arterias principales de Toro, la Rúa de Santa Catalina, adjudicadas en 2021 a una empresa que, tras abandonarlas sin previo aviso, solicitó la inclusión de nuevas partidas.

Así lo ha confirmado el concejal de Obras y Urbanismo, Antonio Muñoz, quien ha asegurado que, no solo se ejecutarán las obras pendientes de realizar en la calle, ya que el equipo de Gobierno popular ha decidido retocar y ampliar el proyecto inicial.

De esta forma, una vez resuelto el polémico contrato adjudicado hace tres años, el Ayuntamiento tiene previsto modificar el proyecto, para incluir actuaciones como la ampliación de las aceras o la adecuación de nuevas canalizaciones de suministros básicos.

En cuanto a la financiación de las obras, Muñoz precisó que serán financiadas con cargo de una subvención del Fondo de Cooperación Local de la Junta y que, en principio, tras ser adjudicadas de nuevo, podrían comenzar después del verano para no interferir en la celebración de las fiestas de San Agustín.

La demora acumulada en la finalización de las obras en la Rúa de Santa Catalina ha generado quejas tanto de los grupos de la oposición como de los vecinos de la calle, especialmente por las caídas sufridas por ciudadanos, provocadas por arquetas y tapaderas de registros, que sobresalen en la calzada.

Los trabajos fueron adjudicados en mayo de 2021 a una empresa por 132.000 euros, que los inició cuatro meses después del plazo previsto. Tan solo un mes después, solicitó una ampliación del plazo hasta junio de 2022, que fue autorizado por el Ayuntamiento.

Posteriormente, planteó una segunda ampliación, tras abandonar las obras sin previo aviso, así como una modificación sustancial del contrato para incluir nuevas partidas. La nueva solicitud motivó que el ingeniero municipal planteara la resolución del contrato y la empresa decidió presentar alegaciones.

Finalmente, el Ayuntamiento decidió trasladar la resolución del contrato al Consejo Consultivo que, ahora se eleva a definitiva, lo que permitirá concluir las obras y ejecutar nuevas mejoras en la Rúa de Santa Catalina.

Suscríbete para seguir leyendo