La añada de la Denominación de Origen Toro: excelente

Alrededor de 60 expertos otorgan la excelencia los 14 vinos preseleccionados por el Consejo Regulador para la cata de calificación de la cosecha de 2023

Excelente. Así han valorado más de 60 expertos los 13 tintos y un rosado preseleccionados para la cata de calificación de la añada de 2023 de la Denominación de Origen celebrada en la plaza de toros, en el marco de una nueva edición de la Feria del Vino.

El presidente del Consejo Regulador, Felipe Nalda, fue el encargado de hacer público el veredicto del plantel de profesionales del sector que, tras probar los vinos, decidieron con sus puntuaciones que la añada de 2023 merecía la calificación de excelente.

Desde 2016, los vinos amparados por la Denominación de Origen mantienen la excelencia por una calidad que enólogos, bodegueros y prescriptores, ratificaron en una nueva cata de calificación, en la que valoraron un rosado, cuatro tintos jóvenes y nueve robles, elaborados al 100% con la variedad autóctona Tinta de Toro.

Precisó Nalda que el 2023 fue un año de "otra excelente cosecha, tanto en calidad como en cantidad", ya que la producción de uva superó los 22,4 millones de kilos de las seis variedades autorizadas en la zona. Además, remarcó que, tras la cata anual, los vinos que obtuvieron la máxima nota sumaron 348 puntos, frente a los 225 que sumaron las valoraciones de una cosecha de uva considerada como muy buena.

No obstante, Nalda matizó que los vinos preseleccionados para la cata, al haber sido elaborados con uvas recolectadas en la última vendimia, "no están acabados" y tienen que terminar de "redondear", por lo que, en un futuro, es posible "que sean mucho mejores que ahora". Además, resaltó la objetividad de la cata, ya que para un evento tan especial, el Consejo Regulador invita a profesionales de otras zonas productoras, al objeto de que su valoración sea lo más imparcial posible.

Calidad

Por otra parte, el presidente del Consejo Regulador subrayó que la renovación de la excelencia para la añada del 2023 demuestra la "buena salud" de la Denominación de Origen Toro y, en especial, de la calidad de la uva recolectada en la pasada campaña de vendimia que, además, "no generó problemas en la vinificación", a pesar de que la acidez se mantuvo en parámetros bajos y los grados alcohólicos fueron "un poco altos". En este punto, resaltó el trabajo realizado por las bodegas y sus enólogos a lo largo de la última campaña, en la que la vendimia se adelantó a finales del mes de agosto.

En cuanto a la situación actual del viñedo, el presidente del ente regulador reconoció que Toro es una de las Denominaciones de Origen que "más suerte ha tenido", ya que ha logrado esquivar los daños provocados por heladas tardías y el granizo, aunque matizó que "queda la recta final de la primavera y mucho verano". Y es que, el viñedo se encuentra en la actualidad en la fase de floración y cuajado que "es la más crítica", porque de su evolución dependerá tanto la producción de uva como su calidad en la próxima vendimia.

El presidente del Consejo Regulador también se refirió a las ventas del vino amparado por la Denominación de Origen Toro y reconoció que, en la actualidad, la situación "no es la más idónea", tras constatar una "tendencia a la baja", que se traduce en un 10% menos en comparación con el pasado año.

Por este motivo, el órgano vinícola tratará de incentivar el consumo moderado de vino entre los jóvenes, a los que Nalda también animó a apostar por un sector con mucho potencial como el de la viticultura, lo que garantizaría también el relevo generacional.

A pesar del descenso en las ventas, Nalda confía en que la tendencia cambie en los próximos meses y las bodegas incrementen la comercialización de sus vinos tanto en el mercado nacional como en otros países. Para ayudar a las bodegas en este objetivo, el órgano vinícola ha celebrado recientemente una misión inversa con importadores de México.

Suscríbete para seguir leyendo