El Consejo Regulador repartirá a partir de la próxima semana el nuevo calendario con el que ha pretendido rendir un homenaje al trabajo de los viticultores y bodegas que desarrollan su actividad en la Denominación de Origen Toro.

Los calendarios se pueden retirar, desde el martes 27 de diciembre, en la sede del Consejo Regulador que, un año más, ha confiado para ilustrarlo en el talento del fotógrafo toresano, Antonio Fortuoso, trabajo en el que también ha colaborado Natividad de la Torre.

A través de las distintas imágenes seleccionadas y que este año son en color, el calendario muestra parte de pequeños detalles, momentos e instantes, así como el placer de llevarse a la boca una copa de vino de Toro. 

El calendario destaca la labor y dedicación de los viticultores en el trabajo que realizan a lo largo de todo el año para producir uvas, el preciado fruto con el que en las bodegas se elaboran los vinos de la Denominación de Origen Toro. Del mismo modo, resalta que ese esmero, cuidado y mimo se aprecia en la labor de los bodegueros que tratan las uvas, en los procesos por los que se transforman en mostos y, posteriormente, en vinos.

Por estos motivos, el calendario muestra parte de esas experiencias asociadas al consumo de los vinos que se elaboran en Toro y que son el resultado del arduo trabajo de viticultores y bodegas.