El Ayuntamiento de Toro, en colaboración con la Diputación, ha repartido este jueves garrafas de agua embotellada entre los vecinos, después de declarar no apta para el consumo la procedente de la red municipal de abastecimiento por el nivel de arsénico que contiene.

El reparto de garrafas comenzó a las 15.00 horas en el Parque de Bomberos ubicado en plaza de San Agustín, una de diez litros por familia de Toro. Media hora más tarde, la distribución de garrafas se trasladó a la Plaza Mayor de Tagarabuena. Decenas de vecinos han guardado cola para recoger la garrafa de agua, reparto en el que han colaborado los Bomberos de Toro, Policía Local, Cruz Roja y Protección Civil.

Además, el Ayuntamiento ha puesto a disposición de personas mayores y discapacitadas un servicio de reparto de agua embotellada a domicilio, previa solicitud que se puede realizar en el teléfono 683 41 29 48.

Te puede interesar:

Además, ambas instituciones han acordado la instalación de potabilizadoras portátiles para suministrar agua a los vecinos, aunque también se están coordinando otros repartos de garrafas.

La primera planta potabilizadora portátil será instalada este sábado, 10 de diciembre, en la plaza de San Francisco y, a partir del lunes, 12 de diciembre, estará operativa otra en la plaza de Tagarabuena. Las citadas plantas tratan directamente el agua procedente de la red municipal para que pueda ser consumida y su funcionamiento es similar al de una fuente.