La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de Castilla y León ha establecido una primera propuesta de los criterios para la concesión de ayudas directas por 14,5 millones a los agricultores y ganaderos de determinados sectores productivos afectados por la invasión de Ucrania.

El marco temporal de crisis contempla varios tipos de ayuda que podrán concederse a empresas dedicadas a la producción primaria de productos agrícolas, entre ellas las subvenciones directas. Para poder tramitar estas ayudas, la Consejería va a establecer un procedimiento simplificado con el objetivo de aportar liquidez rápidamente y que las ayudas se concedan antes del 31 de diciembre de 2022.

Además de las explotaciones ganaderas de vacuno de cebo de la propia explotación; de avicultura de puesta para consumo; pavos; porcino (reproductoras y cebo), las ayudas se dirigen a titulares de superficies de regadío con aguas subterráneas que en 2022 han cultivado remolacha azucarera, patata u otros cultivos hortícolas.

En ese último caso se prevé una dotación inicial cercana a los 6 millones de euros. Se estima un importe de ayuda unitario de 250 euros por hectárea declarada en la solicitud única PAC 2022 y cuyo regadío se identifique con la extracción de agua subterránea, para una superficie máxima total subvencionable 60 hectáreas, considerando la suma de todas las superficies admisibles de la explotación de los distintos cultivos contemplados en esta ayuda.

Vacuno

Las ayudas serán también para las explotaciones que soliciten la ayuda a las explotaciones de vacuno de cebo de la propia explotación se prevé una dotación en torno a 1,4 millones de euros siendo el importe unitario de 9,8 euros por ternero a partir de tres terneros y hasta un máximo de 520 terneros por explotación.

Para las explotaciones que soliciten la ayuda a la avicultura de puesta y/o pavos, la dotación será en torno a 1,1 millón de euros, siendo la ayuda máxima por beneficiario según la capacidad de la explotación, entre los 600 euros para los de 251 a mil, y 4.000 euros para los de más de 50.000.

Porcino

Para las explotaciones de porcino, en torno a 6 millones de euros, la ayuda máxima por beneficiario según la capacidad de la explotación será la siguiente diferenciando entre las de cerdas reproductoras y cebo y criterios de degresividad.

La concesión de la subvención se notificará a los beneficiarios, que deberán aceptarla en el plazo de treinta días naturales desde su notificación. Transcurrido dicho plazo sin que se haya aceptado se entenderá que renuncia a ella.

Una vez aceptada la ayuda y comprobado que los beneficiarios se hallan al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias, incluidas las de la Comunidad de Castilla y León y frente a la Seguridad Social y, dada la singularidad de la subvención concedida, se librará en un único pago por beneficiario.