Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Un nuevo supermercado creará 26 puestos de trabajo en Toro

El Ayuntamiento modifica el PGOU para que la cadena Lupa desarrolle el proyecto en 6.500 metros cuadrados del polígono industrial norte

Los concejales del Ayuntamiento votan uno de los puntos del orden del día del pleno. | M. J. C.

El Pleno del Ayuntamiento de Toro ha aprobado, con carácter provisional, una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que permitirá la apertura de un supermercado de la cadena Lupa en el polígono industrial norte y la creación de 26 puestos de trabajo.

El nuevo supermercado se asentará en la parcela que ocupaban las instalaciones del antiguo concesionario de Renault, aunque la cadena también ha adquirido terrenos colindantes en los que está previsto adecuar almacenes y una zona para aparcamiento de vehículos dotada con 126 plazas, por lo que el proyecto se desarrollará en una superficie total de 6.500 metros cuadrados.

El asunto salió adelante con los votos a favor del PSOE, mientras que los concejales del PP se abstuvieron y el edil del grupo no adscrito, Teodoro Alonso, votó en contra porque, aunque no se opone a nuevas inversiones privadas, considera que la apertura de un nuevo supermercado supondrá el “golpe definitivo” al mercado de abastos y un “varapalo” al pequeño comercio, “al que el Ayuntamiento tiene la obligación de proteger”.

Además, remarcó que con la aprobación de la modificación del PGOU, el equipo de Gobierno da luz verde a un proyecto que encaja en el “modelo de ciudad que quiere” y en el que se favorece a las grandes empresas “por encima de los intereses de Toro y de los toresanos”.

En respuesta a estas consideraciones, el alcalde, Tomás del Bien, subrayó que el supermercado de la cadena Lupa creará 26 nuevos empleos, asentará población y generará riqueza en el municipio.

Además, recordó que los vecinos pueden elegir libremente en qué lugar realizan sus compras, a la vez que precisó que el Ayuntamiento “no puede evitar el desarrollo de proyectos de empresas que quieren invertir en Toro”.

Por último, matizó que el Ayuntamiento colabora activamente con el pequeño comercio local y con la hostelería en las iniciativas que proponen y que pueden beneficiar a la ciudad y a sus vecinos.

Renuncia de Álvarez y allanamiento judicial

En la sesión plenaria también fue aprobada la renuncia al cargo “por motivos personales” del hasta ahora concejal de Cultura y Participación Ciudadana, Juan Gabriel Álvarez Ávila, quien será sustituido por Loren Prieto.

El alcalde agradeció públicamente el trabajo realizado por Álvarez durante más de tres años y destacó que ha dejado el cargo de concejal en el Ayuntamiento de Toro por “una circunstancia personal que todos entendemos”.

Por otra parte, el pleno aprobó un allanamiento del Ayuntamiento en el procedimiento seguido, a instancia de Red Eléctrica de España ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, por el que se impugna la ordenanza que regula la tasa por aprovechamiento de dominio público de las instalaciones de transporte de energía eléctrica, gas, agua e hidrocarburos.

El concejal del grupo no adscrito decidió abstenerse en la votación tras recordar que han sido necesarios tres plenos y dos allanamientos para adaptar la ordenanza, con el coste que estos trámites conllevan, pero sin que se hayan asumido responsabilidades.

Por su parte, el PP votó a favor por “coherencia”, después de haber respaldado dos allanamientos anteriores. No obstante, la concejala, María de la Calle, instó a la responsable de Economía, Ángeles Medina, que “no tenga tanta prisa por recaudar”.

Cerró el debate el alcalde, quien aseguró que el objetivo de la nueva ordenanza es regular el cobro de una tasa a "grandes compañías", recursos que se destinarán a mejora los servicios públicos dela ciudad.

Compartir el artículo

stats