Kiosko

La Opinión de Zamora

Toro rememora a las mujeres “olvidadas” en el arte

Los "Encuentros Delhy Tejero" tienden puentes hacia la igualdad con dos performances sobre artistas discriminadas por el hombre y la historia

Mayordomo y De la Carrera (a la derecha) ponen en escena la acción performance “Museo de los horrores” en colaboración con otras artistas. | M. J. C.

“¿Podría nombrar a tres mujeres artistas anteriores al siglo XX?”. Esta pregunta adquirió una especial relevancia en los “Encuentros Delhy Tejero” organizados en el marco de la exposición “La Iberoamericana” de Toro, con el objetivo de analizar la discriminación y el papel secundario que ha desempeñado la mujer en la historia del arte y tender puentes hacia la igualdad.

Para concienciar sobre la brecha de género que todavía persiste en el arte, los “Encuentros Delhy Tejero” ofrecieron al público que se congregó en el Teatro Latorre dos propuestas perfomance, que sirvieron para reflexionar sobre la mujer y su invisibilidad en un sector que, durante muchos siglos, tan solo ha reconocido el talento masculino.

18

GALERÍA | Recorrido por La Iberoamericana de Toro M. J. Cachazo

En un primer acto, las artistas Concha Mayordomo y Loreto de la Carrera, removieron conciencias con su performance “Museo de los horrores”, que pusieron en escena con la colaboración de otras jóvenes creadoras.

La obra “Rapto de las hijas de Leucipo”, pintada por Rubens en 1616 y proyectada sobre una tela en blanco, fue el hilo conductor de una propuesta que combina, de forma alternativa, las explicaciones sobre el cuadro y “frases sublimes” sobre la mujer de destacados pensadores y otros personajes relevantes de la historia.

Pensadores como Sócrates, Artistóteles, Santo Tomás de Aquino, Agustín de Hipona, Nietzsche o Balzac, fueron “retratados” en la performance por sus despectivas reflexiones sobre las mujeres, que plasmaron en frases en las que que también reflejaron sus creencias sobre la supremacía del hombre.

Las artistas también recordaron en el escenario afirmaciones de escritores como Quevedo y Óscar Wilde o del médico Sigmund Freud , así como de Pablo Picasso, pintor que clasificó a las mujeres en dos grupos: diosas o porteras.

Las mujeres “olvidadas” en la historia del arte centraron el segundo acto de los “Encuentros Delhy Tejero”. La conferencia performativa impartida por la artista zamorana, María Gimeno, sirvió para sensibilizar sobre la invisibilidad de numerosas mujeres que no fueron reconocidas, a pesar de su indudable talento.

María Gimeno presenta en el Teatro Latorre la conferencia sobre mujeres artistas olvidadas en la historia. | M. J. C.

En “Queridas viejas”, Gimeno corrige la exclusión de mujeres del manual sobre historia del arte del ensayista Ernst H. Gombrich, que ha sido estudiado por varias generaciones en todo el mundo.

Durante la conferencia, la artista zamorana realizó un exhaustivo recorrido por los capítulos del libro en los que, mediante un corte a cuchillo del canto interior, introdujo las páginas dedicadas a obras creadas por mujeres para subsanar un error por omisión del texto y colocar a las artistas en el lugar que les corresponde dentro de la historia.

Las páginas incorporadas han sido minuciosamente confeccionadas siguiendo el diseño original del libro y contienen información sobre las artistas que deberían haber ocupado un lugar destacado en la historia del arte.

Este es el caso de más de 80 mujeres que, desde el siglo V hasta el XX, no obtuvieron el reconocimiento que merecían por la calidad de sus pinturas o esculturas.

Un ejemplo es el de la artista Teresa Díez que, en los primeros años del siglo XIV, desafió a los que negaban su talento firmando sus pinturas. Diez es la autora de los murales dedicados a Santa Catalina de Alejandría que, en la actualidad, se exhiben en la iglesia-museo de San Sebastián de Toro, en los que se plasmó su rúbrica.

Compartir el artículo

stats