Kiosko

La Opinión de Zamora

"La Iberoamericana" reivindica en Toro la igualdad en el mundo del arte

La exposición también se marca como reto descentralizar la cultura de grandes capitales para que se convierta en el “motor” del medio rural

Autoridades, organizadores y artistas posan tras la inauguración oficial de la exposición M. J. C.

Reivindicar la igualdad en el mundo del arte y poner en valor el talento femenino. Estos son los dos objetivos prioritarios de la exposición “La Iberoamericana” que, en su segunda edición, reúne en seis sedes 125 obras de diferentes disciplinas creadas por 35 artistas de reconocido prestigio nacional e internacional, que han querido sumarse a una iniciativa revolucionaria, con la que Toro ha demostrado que es posible descentralizar destacados eventos culturales de las grandes capitales.

El Ayuntamiento acogió la inauguración oficial de la exposición, acto al que asistieron numerosas artistas y en el que el alcalde, Tomás del Bien, resaltó que, al margen de exhibir arte contemporáneo en el medio rural, el hilo conductor de “La Iberoamericana” es mostrar el rico patrimonio histórico artístico que atesora Toro.

Del Bien incidió también en la decidida apuesta que el Ayuntamiento ha realizado por la cultura, sector que “genera riqueza y esperanza” en una ciudad que pertenece a una provincia deprimida desde el punto de vista demográfico y “muy olvidada”, como ha quedado patente con el reciente incendio que ha calcinado parte de la Sierra de la Culebra.

El alcalde y el consejero de la Embajada izan la bandera de Perú en la balconada del Ayuntamiento M. J. C.

Perú es el país invitado en la segunda edición de la muestra, en la que está representado por artistas de renombre como Ana Teresa Barboza, Cecilia Paredes y Jimena Kato.

En el acto de apertura, el consejero de la Embajada de Perú, Julio Ubillus, agradeció la invitación de la organización y deseó que, a través de las obras aportadas por artistas peruanas, el público pueda descubrir las inquietudes culturales del país andino.

Perú ha inspirado además una de las novedades de la exposición: un ciclo de cine creado por mujeres. El certamen pretende que el público tenga la oportunidad de explorar y conocer la realidad y costumbres de Perú, ciclo en el que se proyectarán tres largometrajes y otros tantos cortometrajes.

De esta manera, “La Iberoamericana” amplía la presencia del séptimo arte en la muestra con la proyección en el Alcázar, entre el 20 y 23 de julio, de trabajos realizados por cinco cineastas peruanas: Lupe Benites, Rossana Díaz, Mariana Tschudi, Elisabeth Möhlmann y Bettina Ehrhardt.

18

Recorrido por La Iberoamericana de Toro M. J. Cachazo

Por su parte, el “alma” y comisario de “La Iberoamericana”, Víctor del Campo, recordó que uno de los pilares en los que se sustenta el proyecto es la defensa de la igualdad y que “el arte sea un mecanismo para hacernos mejor”.

Resaltó Del Campo que iniciativas como la exposición inaugurada en Toro contribuyen a estrechar los “vínculos históricos” con Iberoamérica, así como a poner en valor los edificios que este año han sido elegidos como sedes, que no siempre tienen sus puertas abiertas al público, y que evidencian el “brutal” patrimonio que conserva la ciudad.

A modo de ejemplo, el comisario de la muestra destacó la belleza del Hospital de la Cruz, del que en 2022 se cumplen 500 años de su fundación por parte del obispo Juan Rodríguez de Fonseca, a quien definió como un hombre “culto, refinado y gran coleccionista”.

Una artista corta la cinta de inauguración de la sede del Alcázar en un espectáculo performance M. J. C.

El resto de obras que conforman la exposición de arte contemporáneo se distribuyen en otras cinco sedes: el Alcázar, la Casa de Cultura, la iglesia de San Agustín, la antigua capilla de las Mercedarias o el templo de La Concepción que, tras muchos años cerrado, abre de nuevo sus puertas para exhibir arte contemporáneo creado por mujeres.

La exposición “La Iberoamericana” se prolongará este año un mes más, hasta el 16 de octubre, con el objetivo de facilitar el acercamiento al arte de los alumnos de colegios e institutos y de sensibilizar a los más jóvenes en pro de la igualdad y la cultura contemporánea.

En la pasada edición más de 30.000 personas fueron testigos de una muestra que posicionó a Toro como referente cultural. Para 2022 la organización se marca como reto superar sus expectativas y convertir a la ciudad en un museo compuesto de salas históricas, como iglesias y espacios construidos entre los siglos XII y XV.

Compartir el artículo

stats