Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

El Pleno de Toro decide el futuro del Seminario y de la piscina climatizada

El Ayuntamiento da luz verde al convenio con el Obispado y a un estudio de viabilidad para reabrir en octubre el recinto de baño

Los concejales del Ayuntamiento en la sesión plenaria urgente celebrada ayer. | M. J. C.

El pleno del Ayuntamiento de Toro ha aprobado, en una sesión urgente y extraordinaria, el convenio de cesión del Seminario que, antes del 1 de julio, suscribirá con el Obispado de Zamora, así como un estudio de viabilidad económico-financiera de concesión para la gestión de la piscina climatizada, cuya reapertura está prevista para el 1 de octubre.

Por la cesión del uso del Seminario durante 15 años, el Ayuntamiento abonará 25.000 euros anuales y, el alcalde, Tomás del Bien, justificó el acuerdo en la necesidad de ampliar los lugares a disposición de las asociaciones, ante las limitaciones de espacio estancias ya cedidas y porque existen colectivos que, desde hace años, esperan una sede en la que poder reunirse.

Precisó Del Bien que el equipo de Gobierno trabaja en el proyecto desde el año 2015, y que ahora se ha podido agilizar gracias a la predisposición del obispo, Fernando Valera, y del nuevo gerente-ecónomo diocesano, José Manuel Chillón.

El alcalde también destacó que el Seminario, que permanece cerrado desde 1995, es un edificio amplio que se podrá usar con fines culturales, sociales, de ocio o deportivos, porque también cuenta con unos terrenos adyacentes que se pretenden reutilizar.

Respecto al convenio, el concejal del grupo no adscrito, Javier Gómez Valdespina, se refirió a una reciente resolución en la que se justifica el arrendamiento de un local en Condes de Requena y en la que la Alcaldía asegura que el palacio cuenta con “parte o la totalidad de las oficinas sin ocupar y que el Ayuntamiento está dispuesto a ceder o a alquilar”.

Además, criticó la “negociación” realizada con el Obispado, que “ha metido un gol” al Ayuntamiento, porque tendrá que asumir los gastos de mantenimiento del Seminario.

Edificio del Seminario de Toro, cuyo uso será cedido por el Obispado al Ayuntamiento M. J. C.

La concejala del PP, María de la Calle, felicitó al Obispado por la “operación”, ya que seguirá siendo el propietario del Seminario, pero se desprenderá del “gran coste” que supone su mantenimiento.

De hecho, cifró en más de un millón de euros el coste para las arcas municipales del convenio, porque a los 25.000 euros que el Ayuntamiento abonará cada año, hay que sumar el coste del mantenimiento, del seguro, de los suministros o de la subrogación de una empleada, al margen de las actuaciones que pudiera precisar el inmueble.

Los dos grupos de la oposición cuestionaron el expediente del convenio, que carece de informes que valoren el impacto económico, mientras que el Secretario municipal reconoce que el acuerdo responde a criterios de “oportunidad política”.

Piscina climatizada

Por otra parte, el pleno ha aprobado el estudio de viabilidad económico-financiera sobre la gestión de la piscina climatizada y de las pistas de pádel y tenis.

El alcalde, remarcó que el estudio de viabilidad es un paso necesario para poder reabrir las instalaciones de la piscina cubierta y que una empresa se haga cargo de su gestión.

Además, reconoció que, tras siete años cerrada, la actual situación económica del Ayuntamiento permitirá reabrir las instalaciones de la piscina.

El concejal del grupo no adscrito, Teodoro Alonso, calificó de “curioso” el cambio de rumbo del equipo de Gobierno respecto al servicio de la piscina y destacó que la “cesión” a una empresa durante 25 años, supone una “hipoteca gravosa para los toresanos”.

En la misma línea, el portavoz del PP, Alejandro González, justificó el votó en contra de su grupo, no en la reapertura de la piscina, sino en la forma de gestionar del equipo de Gobierno.

Así, matizó que, con el contrato que se pretende adjudicar, el Ayuntamiento privatizará un servicio que debería gestionar directamente y por el que tendrá que abonar un canon de unos 90.000 euros, cantidad similar a las pérdidas estimadas del servicio, en las que el PSOE se ha amparado en los últimos años para mantener cerrada la piscina climatizada.

Compartir el artículo

stats