Las organizaciones agrarias han cifrado en un 50% la merma de la cosecha de cereal en la provincia de Zamora, por las elevadas temperaturas y la escasez de agua.

Así lo expusieron las organizaciones agrarias en la reunión del Consejo Provincial Agrario celebrada en la sede del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Toro, que presidió la delegada territorial de la Junta, Clara San Damián.

El secretario provincial de COAG, Lorenzo Rivera destacó que, en la región, las provincias en las que se esperan unos menores rendimientos en la cosecha de cereal que arrancará la próxima semana son Zamora, León y Salamanca, cerca de un 50% respecto a la media de los últimos siete años.

En este punto, reconoció que la cosecha estimada para Zamora ronda las 400.000 toneladas, aunque podría ser incluso menor por las altas temperaturas que se esperan en los próximos días, cosecha que en campañas anteriores había oscilado entre 600.000 y 700.000 toneladas.

“La cosecha será mala”, reiteró Rivera, a pesar de que no se ha producido una situación de sequía extrema como en 2017 y 2019, pero la producción en la provincia de trigo, cebada y el resto de cereales, así como de los forrajes será notablemente inferior a la de pasadas campañas.

Por su parte, el responsable provincial de Asaja, Antonio Medina, remarcó que Zamora es la provincia en la que este año se han registrado menos lluvias, lo que ha provocado que “no haya bodega” en el subsuelo.

Por este motivo, como advirtió, si no reaparecen las precipitaciones en verano, las cosechas de girasol o de garbanzo también sufrirán una reducción importante, merma que se extenderá a frutales y al viñedo.

Al problema de la escasez de agua, Medina añadió el de plagas que han afectado al trigo o a la colza, cultivos que han precisado un tratamiento lo que ha encarecido los costes de producción para los agricultores.

Por su parte, la delegada territorial de la Junta, reconoció que, aunque se prevé una menor cosecha de cereal, en Zamora se ha incrementado en un 15% la superficie sembrada de girasol respecto a 2021, motivado por la decisión de poder cultivar parcelas destinadas a barbechos para poder paliar la dependencia exterior, como consecuencia de la guerra de Ucrania.

En concreto, en la provincia, este año se han sembrado de girasol 17.994 hectáreas más que en 2021, cuando se contabilizaron 30.117.

De otro lado, San Damián subrayó que, Zamora es la provincia de la región en la que más solicitudes únicas de ayudas de la PAC (Política Agraria Común) se han presentado en Castilla y León, aunque respecto a 2021 se ha producido un descenso del 2,8% por ajustes en el régimen de pequeños productores y por cambios en las explotaciones de reducidas dimensiones, cuya superficie pasa a formar parte de otras de mayor tamaño.

En concreto, en la provincia de Zamora se han presentado 9.901, de un total de 67.708 solicitudes de ayuda de la PAC registradas en la región.

Además, recordó que la Comisión Europea ha mantenido la autorización para elevar el nivel de los anticipos de la PAC, en este caso de hasta el 70% para pagos directos y de hasta el 85% en las medidas de desarrollo rural relacionadas con la superficie o con los animales.

El importe correspondiente a los citados pagos se podría comenzar a recibir a mediados de octubre, para evitar problemas de liquidez para los agricultores.

El Consejo Agrario Provincial también informó sobre las solicitudes de movimientos patrimoniales de las Juntas Agrarias Locales de San Marcial, El Perdigón y Peleas de Abajo. Por último, las organizaciones agrarias instaron a la Junta a que, de forma urgente, regular la instalación de plantas fotovoltaicas en terrenos agrícolas.