La asociación de voluntarios que se encarga del cuidado de animales abandonados en Toro ha celebrado una marcha solidaria, con el objetivo de mostrar el trabajo que realiza y la necesidad de contar con más colaboración, a diferentes niveles, para prestar la asistencia que precisan los gatos y perros recogidos en el “refugio”.

Los participantes en la marcha solidaria completaron el recorrido que partió de la plaza de San Francisco y prosiguió por la calle Victoriana Villachica, avenida Carlos Latorre, carretera de Medina de Rioseco, avenida de Tagarabuena y el camino de enlace con la carretera de Pozoantiguo hasta el "refugio" de animales abandonados enclavado en el antiguo matadero de Toro.

Una voluntaria de la asociación muestra a los participantes las instalaciones del "refugio" M. J. C.

Los participantes y voluntarios de Protección Civil, que velaron por la seguridad de los asistentes a la marcha solidaria, fueron agasajados con un aperitivo a base de sopas de ajo, tortilla de patata, dulces, refrescos o vino.

Acto seguido, voluntarios de la asociación mostraron a los participantes las instalaciones del "refugio" en el que un grupo de gatos y cuatro perros esperan una familia de adopción o acogida.

Con la marcha solidaria, la asociación ha pretendido visibilizar el trabajo que realizan sus voluntarios y captar más colaboradores para disponer de más recursos humanos y económicos, con los que poder prestar a los animales abandonados en Toro los cuidados que necesitan.