María Pérez Domínguez ha celebrado un siglo de vida en la residencia “Los Olivos” de Morales de Toro, con un sencillo acto en el que estuvo arropada por sus familiares, así como por los trabajadores y compañeros del centro geriátrico.

A la celebración de un cumpleaños tan especial se sumaron responsables del Ayuntamiento y de la asociación cultural “Lagarada” de Morales de Toro, que regalaron ramos de flores a su entrañable y querida vecina.

Emocionada por cumplir 100 años, Pérez Domínguez disfrutó de una jornada muy especial de homenaje en la que los recuerdos y vivencias de épocas pasadas estuvieron muy presentes.

No obstante, para la centenaria vecina de Morales de Toro, lo más importante es seguir cumpliendo años rodeada de sus familiares, amigos y compañeros de la residencia.