La comunidad de regantes del canal Toro-Zamora ha aprobado en junta general extraordinaria y por una amplia mayoría el proyecto y ejecución de tres plantas fotovoltaicas destinadas a autoconsumo.

El presidente del canal, Pedro Pablo Ballesteros, destacó que, una vez aprobado por los regantes, el proyecto “seguirá su curso” y que la comunidad realizará una inversión que supera los 2,4 millones de euros, incluidos los intereses del préstamo que solicitará para la adecuación de tres plantas fotovoltaicas.

Los huertos servirán para autoabastecer a la comunidad en “situaciones puntuales de riego”, por lo que no cubrirán el 100% del suministro y el excedente, de momento, no se podrá comercializar.

El proyecto se enmarca en un convenio de colaboración suscrito entre la comunidad de regantes y el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl) para el pilotaje de sistemas innovadores y sostenibles con el suministro energético para el riego y basados en energías alternativas.

Por otra parte, Ballesteros lamentó el escaso “quórum” en las dos asambleas celebradas por la comunidad de regantes, después de muchos meses sin poder convocarlas por la pandemia del COVID para evitar riesgos y ante las restricciones impuestas por las autoridades sanitarias.

No obstante, en la asamblea ordinaria fueron aprobadas las cuentas y los presupuestos de la comunidad de los últimos ejercicios. Además, los regantes ratificaron las cuotas de amortización de las obras de modernización, de gastos generales de la comunidad y del consumo de riego de 2021.