Ciudadanos vive un auténtico tsunami en la provincia de Zamora. Las declaraciones del diputado nacional, Miguel Ángel Gutiérrez, cuestionando la partida presupuestaria del Gobierno para la reapertura de Monte la Reina como cuartel militar han generado una crisis sin precedentes en la formación naranja en la provincia.

Al cuestionamiento del presidente de la Diputación, Francisco Requejo, sobre su continuidad en el partido, se sumó ayer la contundente decisión de los dos concejales de Ciudadanos en Toro, Teodoro Alonso Calvo y Javier Gómez Valdespina, de abandonar el partido y darse de baja en Ciudadanos, aunque se mantendrán como concejales en el Ayuntamento.

En un comunicado donde califican de “lamentables” las declaraciones del diputado nacional de Ciudadanos, Miguel Ángel Gutiérrez, portavoz en la Comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico del Congreso, sobre el proyecto de Monte la Reina.

Aunque después quiso precisar sus palabras, Gutiérrez dijo exactamente que “80 millones nos parecen un absoluto disparate. Nuestro grupo no está de acuerdo con esa inversión. Nos parece que Monte la Reina está en un sitio donde no va a aportar nada” a la lucha demográfica. La inversión “no servirá, por mucho que ustedes quieran mencionarlo para solucionar el problema rural que tenemos en estos momentos”.

Alonso Calvo y Gómez Valdespina consideran que tildar la inversión de 80 millones en el antiguo campamento militar de un “absoluto disparate” –como expresó el parlamentario nacional– es “un reflejo de la deriva nacional en la que está inmersa el partido”. Para los representantes toresanos, las “lamentables” declaraciones de Miguel Ángel Gutiérrez “ponen en manifiesto su absoluto desconocimiento de nuestra provincia, son un insulto y un menosprecio a todos los zamoranos, y empañan el gran trabajo realizado por nuestros compañeros autonómicos y provinciales” apuntan los concejales en un comunicado.

“El compromiso que adquirimos mi compañero Teodoro Alonso y yo, en las pasadas Elecciones Municipales del 26 de mayo de 2019, fue el de velar y defender los intereses de los toresanos por encima de todo. Por este motivo, y ante estas declaraciones, que vienen a sumarse a las continuas decisiones erróneas que se están tomando desde la dirección nacional del partido, hemos tomado la decisión de abandonar Ciudadanos y darnos de baja del partido” expresa Javier Gómez Valdespina.

“Coherencia y firmeza”

Apuntan los representantes municipales que “la libertad que nos da no depender de la política como medio de vida, nos permite tomar esta decisión, ya que no nos preocupa nuestro futuro político. Nuestra única preocupación es la de no defraudar a las personas que confiaron en nosotros para representarles, y a las numerosas personas que nos apoyan cada día. Por este motivo, no haremos entrega de nuestras actas de concejal, y seguiremos trabajando con la misma fuerza e ilusión, con la misma coherencia y firmeza, y sin ninguna atadura”.

Los ediles tienen palabras de agradecimiento a Francisco Igea (vicepresidente de la Junta), a Francisco Requejo (presidente de la Diputación de Zamora), María Teresa Gago (procuradora regional por Zamora), José Antonio Bartolomé, y al resto de cargos públicos de Ciudadanos y compañeros en Zamora, “por el apoyo recibido durante estos años. Les deseamos la mejor de las suertes”.