La Universidad de la Experiencia ha recuperado en Toro las clases presenciales en el nuevo curso, en el que se han matriculado un total de 28 alumnos.

La coordinadora del programa educativo en Toro, Loren Prieto, resaltó que el número de matriculas formalizadas este año ha descendido alrededor de un 30%, en comparación con el periodo anterior a la pandemia. No obstante, destacó la “aceptación” del programa entre los vecinos de Toro que, en el nuevo curso, regresan a las aulas, ya que las clases se impartirán de forma presencial.

Por otra parte, la coordinadora subrayó que las clases serán impartidas por profesores de la Universidad de Salamanca y que, en Toro, por el menor número de matrículas, se ha implantado un itinerario educativosimplificado”, de tal manera que todos los estudiantes asisten a las mismas clases, con independencia de si se han inscrito por primera vez o si ya han participado en el programa en años anteriores.

Durante el primer trimestre, los estudiantes podrán ampliar su formación con clases de Geografía e Historia, Folclore de Castilla y León, Marketing e Historia del Arte, aunque también la escritora, Marisol Cámara, colaborará en el programa.

La coordinadora de la Universidad de la Experiencia en Toro resaltó la “inquietud” de muchos alumnos por seguir formándose y aprendiendo, así como su “fidelidad” a una iniciativa que les permite además entablar nuevas relaciones sociales.

No obstante, Prieto resaltó la importancia de que se produzca un relevo generacional en las aulas con el fin de consolidar la Universidad de la Experiencia en Toro.

En este punto, remarcó que el único requisito que se exige es que los alumnos tengan más de 55 años, por lo que confía en que más vecinos de Toro se inscriban en la Universidad de la Experiencia.

La primera sesión formativa sobre Geografía del nuevo curso fue impartida por el profesor Miguel Ángel Luengo en la que sigue siendo sede de la Universidad de la Experiencia, ubicada en la residencia Virgen del Canto de Toro.