Los sctouts de Toro han vuelto, y por primera vez desde la pandemia, han celebrado el inicio de la ronda solar, que marca el nuevo curso lleno de actividades de este grupo con más de un siglo de presencia en el municipio.

El dragón, confeccionado por los scouts. | Cedida

La celebración de San Jorge ha sido la actividad escogida para inaugurar la temporada, que se ha recreado a través de un juego de disfraces y la búsqueda de pistas por toda la localidad de Alcázar de Toro. Finalmente, los jóvenes scouts han encontrado al dragón y han aprendido que en realidad, era un ser “bueno”, explica Jesús Campos, jefe de grupo “la finalidad del juego es vencer estereotipos ¿por qué el dragón tiene que ser malo?”, señala.

Un scout disfruta las palomitas del final. | Cedida

Tras este divertido inicio, el movimiento scouts Gothorum –nombre que recibe el grupo toresano– estará activo hasta el verano, cuando los campamentos marquen el final de esta ronda solar que regula el calendario de los jóvenes.

“El movimiento scout educa mediante el juego, tiene una finalidad pedagógica”, relata Campos sobre este programa dirigido a jóvenes de entre 6 y 21 años que es “mucho más que juego”.

En esta ocasión especial, eran hasta 85 los scouts presentes en la búsqueda del dragón. De ahora en adelante, los jóvenes se organizarán en grupos “de no mas de seis u ocho junto a un responsable”, explica Campos sobre la manera de trabajar con ellos: los más pequeños son castores, que van progresando hasta lobatos, exploradores, pioneros y rutas.

Los mayores recrean la historia de San Jorge. | Cedida

El grupo de Toro, aunque fundado en 1914, sigue estando más que vivo, y este año han sido catorce las nuevas altas, “muy buen ambiente”, destaca el jefe de grupo sobre la atmósfera que se respira en la agrupación. Avisa que si alguien quiere unirse, está más que invitado a formar parte del grupo de scouts, solo deberá ponerse en contacto con el grupo.

Distribuidos por ramas en función de su edad, también realizan actividades propias y específicas que “llevan consigo una reflexión al respecto”, pues Campos destaca la pedagogía detrás del espíritu scout. Para diseñar el programa “hay reuniones en las que se planifican actividades”, este proceso se lleva a cabo en el “Kraal”, el consejo de grupo formado por padres, responsables y scouts que de manera asamblearia diseña y organiza el grupo. El Kraal va a confeccionarse próximamente, asegura Campos sobre esta figura tan relevante en la estructura de la organización.

“Todo scout tiene que hacer cada día una buena acción”, reflexiona el jefe de grupo sobre los valores que impregnan el grupo, que hoy, tras dar la bienvenida a la nueva ronda solar, han compartido palomitas entre ellos, y esperamos, también con el dragón.