Los nueve consejos reguladores de las denominaciones de origen vitivinícolas de Castilla y León celebrarán elecciones el próximo 28 de noviembre y, con ello, renovarán a los integrantes de los plenos de estos órganos gestores.

La Dirección General de Competitividad de la Industria Agroalimentaria y de la Empresa Agraria, según ha confirmado su titular a la Agencia EFE, Indalecio Escudero, está ultimando la orden que confía en publicar el próximo 27 de septiembre en el Bocyl, abriendo las puertas a la celebración de los comicios el 28 de noviembre.

La cita con las urnas llega con varios años de retraso después de que primero se apostara por la realización de algunos cambios reglamentarios en algunas zonas de calidad antes de celebrar elecciones y, después, por la crisis sanitaria del coronavirus.

En total están citados con las urnas solo los consejos vínicos de Arlanza, Arribes del Duero, Bierzo, Cigales, León, Ribera del Duero, Rueda, Tierra del Vino de Zamora y Toro.

La intención, ha adelantado el director general de Competitividad de la Industria Agroalimentaria, es que a principios de 2022 se convoquen las elecciones a los consejos reguladores del resto de figuras de calidad alimentaria castellanas y leonesas.