Al compás de la música clásica que sonará en seis conciertos, Toro rendirá un emotivo homenaje al director de orquesta, Jesús López Cobos.

Por cuarto año consecutivo, el Ayuntamiento ha organizado un festival internacional que ya se ha consolidado como una cita obligada para los amantes de la música clásica y para todos aquellos toresanos que se siguen emocionando al recordar al Hijo Predilecto de Toro.

La soprano, Montserrat Martí Caballé, y el barítono, Luis Santana, acompañados por Víctor Carbajo al piano, fueron los encargados de abrir el certamen en la iglesia del Sancti Spíritus, monasterio toresano en el que, en 2018, recibió sepultura López Cobos.

No obstante, el recital “Laudare Benedicere Praedicare” también sirvió para conmemorar el VIII centenario de Santo Domingo de Guzmán, fundador de la orden de los Dominicos.

La soprano recordó al inicio del recital que conoció a López Cobos cuando era una niña porque, en varias ocasiones, trabajó con su madre, Monserrat Caballé, y que en su primer concierto en el Sancti Spíritus se emocionó al visitar la tumba del maestro, del que guarda un grato recuerdo.

Por su parte, Santana, rememoró sus inicios en el mundo de la música, cuando con tan solo 16 entró a formar parte de la coral María de Molina de Toro, razón por la que mantiene una especial vinculación con la ciudad.

Durante el recital, el público vibró con las voces de los dos artistas y con su interpretación de melodías como “Ave María”, “Pie Jesu”, “En el pinar”, “Yo tengo un hábito blanco y negro” o “En defensa del sayal”, del toresano David Rivas.

La emoción también estuvo muy presente en el concierto, durante el que Martí Caballé y Santana dedicaron la canción “Plegaria del mundo” a todas las víctimas de la pandemia del COVID.

Monserrat Martí Caballé y Luis Santana unen sus voces en Toro para recordar a Jesús López Cobos M. J. C.

La Joven Orquesta Sinfónica de Zamora ofreció ayer en el Teatro Latorre de Toro el segundo de los conciertos organizados en el marco del festival.

Bajo la dirección de Mario Carpintero, la agrupación invitó al público a disfrutar de un “viaje” por la música del barroco y a sumarse al homenaje que rindió a “nuestros antepasados” con el recital. Durante su actuación, los músicos de la Joven Orquesta Sinfónica de Zamora interpretaron obras de Telemann, Corelli, Bach y Mozart.

El festival proseguirá el 17 de septiembre con un concierto que se celebrará en el Teatro Latorre, en el que participarán la Orquesta Sinfónica de Castilla y León (Oscyl) de la que López Cobos era director emérito, y la Banda de Música La Lira de Toro.

Al día siguiente, los aficionados podrán disfrutar del concierto que, a las 20.00 horas, ofrecerá el Cuarteto Clásico de Córdoba en el convento de San José de las Carmelitas Descalzas.

Los dos últimos conciertos programados en el marco del festival, serán ofrecidos los días 24 y 25 de septiembre en el Teatro Latorre por Vandalia Trío y la Orquesta Provincial de Jaén.

Todo el dinero recaudado con la venta de entradas y abonos será destinado a cubrir las necesidades de equipamiento de la Escuela Municipal de Música, con el objetivo de cumplir el que hubiera sido el deseo del maestro que, en varias ocasiones, realizó generosas aportaciones para apoyar al centro de estudios musicales de su ciudad natal.

El Ayuntamiento promueve el certamen musical, en el que también colaboran la Junta, la Diputación, las Fundaciones Caja Rural y González Allende, además de la Ruta del Vino de Toro y la Denominación de Origen.