Las exportaciones agroalimentarias de Castilla y León ya suponen el 21% del total de las exportaciones de la comunidad, y es el sector que más crece en 2021, liderando la recuperación de la pandemia, con un 9% más de exportaciones respecto al 2020.

Dentro del sector, las bebidas son las segundas exportaciones más relevantes gracias principalmente a las ventas de vino en mercados exteriores, y una de las exportaciones que más crecen.

Las exportaciones de este producto tuvieron en 2020 un valor total de 167 millones de euros en el conjunto de Castilla y León, lo que supuso casi el 50% de las ventas totales de bebida a los mercados exteriores. En su conjunto, la venta de todas las bebidas al exterior supone un 15% de todas las exportaciones. El crecimiento de las ventas en el exterior ha sido del 60% en los últimos años.

Sin embargo, el sector automovilístico sigue exportando más que el conjunto del sector agroalimentario. El valor de los vehículos exportados supone casi la mitad del total de las exportaciones.

En cuanto a los países de destino, en los últimos años los mayores importadores de productos de Castilla y León han sido Portugal y Francia. Desde hace dos años, China ocupa el tercer lugar, por delante de otros socios europeos como Italia o Alemania, u otros países extracomunitarios como Reino Unido y Estados Unidos.

La comunidad es la octava de España que más exporta. En conjunto, las exportaciones de Castilla y León sumaron 13.443 millones de euros en 2020, mientras que las importaciones alcanzaron los 10.020 millones de euros, por lo que hubo un saldo comercial positivo de 3.422 millones de euros, a pesar de los parones en la actividad durante el confinamiento.

En total, hay en la comunidad 6.848 empresas exportadoras, un 30% más que las que había hace cinco años. La Junta de Castilla y León ha enmarcado el aumento de empresas exportadoras al trabajo desarrollado por la Consejería de Economía y Hacienda dentro del IV Plan de Internacionalización 2016-2020, que tenía por objetivos aumentar la cuota de mercado en las exportaciones españolas, incrementar el número de empresas exportadoras, diversificar la internacionalización y llegar a nuevos mercados, aumentar la tendencia a exportar de las empresas e inculcar la cultura de la internacionalización, incrementar la cooperación entre empresas e instituciones y, además, impulsar a la comunidad como destino de nuevas inversiones. El V Plan de Internacionalización entrará en vigor en 2022.