El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha publicado la orden de homologar los contratos tipo de compraventa de uva con destino a su transformación en vino y de compraventa de vino para las campañas 2021-2022, 2022-2023 y 2023-2024.

En concreto, esta homologación de los contratos-tipo se ha realizado a propuesta de la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) y tiene como objetivo mejorar el funcionamiento, la estabilidad y la transparencia de la cadena de valor vitivinícola, y los contratos homologados serán de aplicación en el conjunto del territorio nacional.

Entre otras cláusulas, los contratos tipo establecen el objeto, el precio, la forma de pago, condiciones de pago y entrega, calidad, trazabilidad, duración y prórroga, así como la forma de resolver las controversias. Con respecto a los contratos tipo homologados con anterioridad, los operadores podrán acordar la vigencia de este modelo para varias campañas. Con esta posibilidad se pretende promover la adopción de contratos plurianuales en el sector vitivinícola para de este modo favorecer la necesaria estabilidad de este sector.

Las órdenes que regulan esta homologación establecen un sistema de resolución de conflictos a través del procedimiento de conciliación y vista previa ofrecido por OIVE.