La joven amazona toresana Lucía Sánchez ha sumado un nuevo premio a su palmarés: una medalla de bronce en el campeonato de España de Técnicas de Rutas Ecuestres de Competición (TREC). Sánchez comenzó a montar cuando tenía ocho años después de que su abuelo, Juan Sánchez, le regalara un poni y su primer contacto con la equitación se produjo en un campamento de verano.

Lucía Sánchez posa con la medalla de bronce conseguida en Cataluña. | Cedida

A partir de esta primera experiencia, comenzó a recibir clases en el Centro Ecuestre de Tordesillas y su propietario, Javier Muelas, se percató del potencial de la toresana que, en poco tiempo, ha logrado convertirse en una gran promesa de la equitación. Después de que el pasado año se proclamara campeona de España en la prueba de Cross de Completo, en la edición de 2021 Sánchez no ha podido aspirar a revalidar el título por la nueva normativa, que no permite participar a ponis menores de seis años, cambio que supuso un inesperado freno a sus ilusiones.

En lugar de rendirse aceptó el reto que le propuso su entrenador, Javier Muelas, quien le plantó participar en el campeonato nacional de TREC. A pesar de su corta experiencia, Sánchez se clasificó en primer lugar en una competición territorial, logro que le abría las puertas a viajar con el equipo que recientemente se ha desplazado a Cataluña para disputar el campeonato de España de TREC. Con tan solo 12 años y con su nuevo poni “Colín”, la joven ha logrado el tercer puesto en la general del campeonato nacional, en una modalidad que, todavía es una gran desconocida. La modalidad de Técnicas de Rutas Ecuestres de Competición se basa en un conjunto de pruebas con las que se valoran la capacidad de los jinetes y de los caballos para orientarse, adaptarse o superar dificultades que se encuentran en el medio natural. En concreto, los jinetes deben enfrentarse a tres pruebas; una de orientación y regularidad, otra de terreno variado y la prueba de maestría en los aires.