Por segundo año consecutivo, la última añada de los vinos elaborados en la Denominación de Origen Toro ha obtenido la máxima calificación: excelente.

Un total de 25 profesionales del sector vinícola valoraron, en una cata a ciegas celebrada en la sede del Consejo Regulador, 15 vinos de la añada 2020: uno blanco, un rosado, dos tintos jóvenes y once envejecidos en barrica. Tras la suma de todas las puntuaciones otorgadas por los 25 expertos que participaron en la cata anual de calificación, finalmente se otorgó a la añada de 2020 la valoración de “excelente”.

El veedor del Consejo Regulador, Carlos Gallego, anunció el resultado de la valoración de los vinos elegidos para la cata y que fueron ofrecidos de forma voluntaria por las bodegas de la zona.

Resaltó el técnico que, en ninguna cata de calificación de la añada de cuantas se han celebrado en la Denominación de Origen Toro, se han valorado tantos vinos, en los que los expertos pudieron apreciar su mayor frescura, matiz con el que las bodegas pretenden adaptarse a las exigencias actuales del mercado.

Profesionales del sector valoran los vinos seleccionados para la cata de calificación Cedida

Recalcó el veedor que las 65 bodegas amparadas por el sello de calidad cada vez “tienen más clara” la importancia del trabajo del viticultor, ya que se ha convertido en “una pieza clave” para obtener una mayor “elegancia” en los vinos de Toro.

Asimismo, remarcó que el trabajo conjunto de bodegas y viticultores está permitiendo “domar” los taninos de las uvas que se recolectan en Toro, a pesar de que aportan longevidad a los tintos de la tierra.

Gallego subrayó la importancia de seguir apostando por realizar una selección en los viñedos y de establecer diferencias entre pagos o suelos en los que se cultivan, porque aportan gran cantidad y variedad de matices a los vinos de Toro.

El director técnico del Consejo Regulador, Santiago Castro, repasó la última vendimia, en la que el adelanto del ciclo vegetativo del viñedo propició que la recolección comenzara el 26 de agosto. Además, matizó que la cosecha de uva en 2020 alcanzó los 20,7 millones de kilos, de los que el 93% se correspondieron con uvas de tinta de Toro.

En la última campaña de vendimia celebrada en la Denominación de Origen 65 bodegas recepcionaron uva producida en 5.800 hectáreas.