La Audiencia Provincial de Zamora condenó a dos personas a un año de cárcel por un delito de trata de seres humanos. La causa procede del Juzgado de Instrucción de Toro (Zamora), seguido por delitos de trata de seres humanos con finalidad de matrimonio forzado.

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Medina del Campo (Valladolid) declaró la condición de “guardadora de hecho” de una de las personas acusadas respecto a sus hermanas menores, nacidas en los años 2000 y 2001 que, por haber sido violadas por su padre biológico, pasaron a convivir en Morales de Toro (Zamora) con su hermana y su pareja sentimental, según recoge la sentencia.

Pasados unos meses, y previo acuerdos concertados con otras dos familias “de su misma etnia y nacionalidad rumana, fueron entregadas y recibidas para contraer matrimonio” a cambio de determinadas cantidades de dinero”, que rondaron los 8.000 euros por cada menor.

Una de las menores pasó a residir en una vivienda de Morales de Toro y la otra, en Posadles (Valladolid). Ambas menores habían quedado embarazadas y dieron a luz cuando ya estaban bajo la tutela de la Junta de Castilla y León, a raíz de las medidas cautelares adoptadas en la causa.

La sentencia no es firme y cabe recurso de apelación contra ella ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.