Una veintena de toresanos se ha concentrado este lunes en la plaza de La Glorieta contra la violencia de género y la violencia vicaria, la que ejerce el maltratador contra sus hijos, en una movilización silenciosa convocada por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) a la que se ha adherido el Ayuntamiento de Toro.

El silencio ha marcado una concentración celebrada en la plaza de La Glorieta y convocada por el trágico desenlace del caso de las pequeñas Anna y Olivia y el asesinato de la joven Rocío, de 17 años, en la localidad sevillana de Estepa.

Además, la movilización ha servido para mostrar la solidaridad de Toro con Beatriz, la madre de las pequeñas Anna y Olivia, su familia y amigos porque “nada puede reparar” tan triste pérdida.

Vecinos de Toro se concentran en la plaza de La Glorieta contra la violencia machista y vicaria M. J. C.

Desgraciadamente, el desenlace del caso de las niñas de Tenerife, según el manifiesto oficial de la FEMP, no ha sido el único registrado en los últimos días con el mismo denominador común: la violencia machista.

De hecho, la concentración también ha servido para mostrar el rechazo de la ciudad al asesinato de una joven de 17 años en Sevilla, Rocío, que se suma a la lista de las mujeres asesinadas, una de ellas embarazadas, en las últimas semanas.

En la concentración, los asistentes recordaron a todas las víctimas de la violencia machista que, desde 2003, ha acabado con la vida de 1.096 mujeres, mientras que 41 niños han sido asesinados desde 2013.