Un cortocircuito provocó que se quemaran dos cables en La Colegiata de Toro en la tarde de este sábado.

El siniestro ocurrió durante el horario de visita, cuando había turistas y trabajadores dentro del templo, lo cual permitió sofocar el fuego en cuestión de segundos, con un extintor, según ha confirmado a este diario el concejal de Seguridad, José Luis Martín Arroyo. Los bomberos de Toro pudieron confirmar que el alcance de los daños era mínimo en el monumento más emblemático de la ciudad.

Los cables se encontraban junto a una vieja estructura de madera, por lo que el alcance del siniestro podría haber sido mayor de ocurrir a otra hora, con el edificio vacío.

Zona donde ocurrió el cortocircuito en La Colegiata de Toro. Bomberos de Toro