El Ayuntamiento de Toro prevé culminar el proyecto de renovación del sistema de alumbrado público en abril o mayo, trabajos que contribuirán a reducir en un 78% el consumo eléctrico, así como las emisiones de gases contaminantes. La concejala de Obras, Ruth Martín destacó que, de media, la empresa concesionaria está sustituyendo cada día entre 50 y 70 lámparas del alumbrado público por otras de tecnología led, aunque en los últimos días por las lluvias el ritmo se ha tenido que reducir y los trabajos se han centrado en otros aspectos incluidos en el proyecto, como el cambio de cuadros o la adecuación de los postes de nuevas farolas. Hasta el momento, según los datos aportados por el Ayuntamiento, ya se ha actuado en 24 calles de la ciudad, en las que la empresa concesionaria ha procedido al cambio de luminarias de la red de alumbrado público, tales como la avenida Antona García, el Carmen, la zona de la estación de autobuses, la carretera de Medina de Rioseco, la avenida Carlos Latorre o la calle Corredera.

La renovación de las lámparas por otras de tecnología led también se ha extendido a la plaza de San Francisco, Victoriana de Villachica, Doctor Olivares, calle Talegón, Rejadorada, la entrada al polígono industrial, Virgen de Gracia, barrios de Santa Clara y Puerta Nueva, calle Pina, colegio Hospital de la Cruz o Miraflores de Arriba, entre otras zonas de la ciudad. Al margen del cambio de luminarias, la empresa concesionaria del proyecto también ha implantado el sistema de telegestión en los cuadros de las calles Carlos Latorre y Talegón.

Por otra parte, y en respuesta a las quejas trasladadas al Ayuntamiento por varios vecinos, la concejala de Obras explicó que la empresa procede a retirar al final de cada jornada de trabajo el material de embalaje que deposita en las vías en las que está procediendo a la sustitución de luminarias. Por este motivo, Martín ha solicitado “paciencia” a los ciudadanos, porque el material empleado por las empresa se retira al final de cada jornada de trabajo, con el objetivo de obtener una mayor eficiencia en la ejecución del proyecto. El presupuesto destinado a la renovación de la red de alumbrado público de Toro supera los 800.000 euros y será sufragado con recursos municipales y una subvención concedida por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional. El proyecto se basa en la sustitución de 2.238 luminarias y la renovación de 43 centros de mando. Con la renovación de la red de alumbrado público de Toro se pretende conseguir una mayor eficiencia y ahorro energético, así como una reducción del consumo. Además, la renovación de las luminarias y cuadros de mando evitará la emisión de más de 200 toneladas de CO2 a la atmósfera.