El Ayuntamiento entregó ayer a la agrupación de Protección Civil un equipo desfibrilador que será utilizado en caso de necesidad para servicios y retenes de guardia. No obstante, el desfibrilador, cuando no sea empleado por los voluntarios, permanecerá en el palacio de los Condes de Requena para que pueda ser utilizado por la Policía Local en caso de emergencia. Seis voluntarios y dos policías recibirán formación el día 28 para aprender a manejar el nuevo equipo. El Ayuntamiento adquirirá otro desfibrilador para el polideportivo.