La sociedad cinegética de Toro ha aprobado las normas de la veda general que comienza el domingo, nueva temporada para la que ha fijado un cupo de una liebre y dos perdices por cazador y día, aunque la captura de ambas especies se retrasa hasta mediados de noviembre. El club ha recordado que la veda general comenzará el domingo y finalizará el 31 de enero, salvo para la captura de perdices y liebres que se pospone e incluso advierte de que el cierre de la caza de perdiz queda supeditado a la densidad poblacional de la especie en el coto 10.154 de Toro.

Las capturas de liebre y perdiz se podrán realizar todos los domingos comprendidos entre el 15 de noviembre y el 3 de enero, en horario de 8.30 a 14.00 horas, mientras que el resto de especies se podrán cazar, a partir de las 8.30 horas, todos los domingos desde el 25 de octubre hasta el 31 de enero, así como los días festivos a nivel nacional y autonómico. En el coto 10.154 de Toro se prohíbe la caza con escopeta de todas las especies, salvo de zorros, los sábados, domingos y festivos en la zona comprendida entre la carretera de Pozo antiguo y la N-122, en sentido a Morales de Toro, por estar reservada a capturas con galgo. Para el zorro, la captura con perro de madriguera en el coto 10.154 podrá realizarse los sábados, domingos y festivos comprendidos entre el 25 de octubre y el 28 de febrero, aunque los interesados deberán solicitar permiso a la junta directiva, ya que en un mismo acotado solo podrá cazar cada día una única cuadrilla, compuesta por un máximo de cuatro socios con arma de fuego y cuatro perros. Para el coto de Marialba, la sociedad cinegética toresana ha fijado las mismas normas que en el otro acotado que gestiona en Toro, así como el mismo cupo para liebres y perdices. No obstante, el club tiene previsto solicitar durante la nueva temporada de veda general ganchos organizados para capturar jabalíes y zorros, cuyas fechas se darán a conocer en breve.

Por otra parte, la junta directiva ha acordado prohibir la caza de la liebre con escopeta en determinadas zonas como la de “San Gregorio” o la entablillada en el límite de Villafranca y Villabuena del Puente, así como en el norte de la autovía A-11 hasta el municipio de Villardondiego. Asimismo ha recordado a los socios la prohibición de pisar con caballos tierras sembradas y ha solicitado su colaboración, tanto para realizar actividades como para mejorar los cotos que gestiona el club. La directiva también ha pedido a los cazadores que cooperen con la guardería y ha recordado que todos aquellos socios que no cumplan las normas generales y las de régimen interno serán sancionados. Por último, la sociedad cinegética de Toro ha decidido suspender este año el campeonato social de caza con perro, por la actual situación de crisis sanitaria provocada por el COVID.